Medios

Nuestra Iglesia Dialogo Jesus TV Radio Chilena de Concepción

Guía Eclesial

Guía Eclesial

Redes Sociales

Facebook Twitter Live Stream

Programa Mes de la Solidaridad

Fotos Destacadas
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Iglesia celebró Día de la Solidaridad
  • Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción
  • Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción
  • Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción
  • Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción
  • Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción
  • Vasto plan de invierno realiza la Iglesia en Concepción
Noticias Destacadas

Con diversas acciones litúrgicas y sociales se celebró a san Alberto Hurtado y el Día de la Solidaridad, en la Arquidiócesis de Concepción.

(seguir leyendo)

La Iglesia de Concepción celebra hoy viernes 18 de agosto, a san Alberto Hurtado, en el Día Nacional de la Solidaridad. En este contexto, a las 11:30 horas, monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, celebra una Misa en la catedral, con presencia de delegaciones de los colegios de Iglesia; concelebra el vicario para la Educación, Pbro. Francisco Osorio. Posteriormente, a las 17:00 horas, el vicario de la Pastoral Social, Pbro. José Cartes, presidirá una eucaristía en la catedral, con presencia de autoridades, voluntariado y comunidad en general.

(seguir leyendo)

Con una sala llena de personas provenientes de ámbitos diversos junto a algunas autoridades de la zona de Concepción, se desarrolló la conferencia “Pobreza y Derechos Humanos”, que dictó Benito Baranda, presidente ejecutivo de la fundación América Solidaria, en el contexto del Mes de la Solidaridad, organizada por la Iglesia local.

(seguir leyendo)

Sobre el servicio que realiza la Iglesia, en el período de invierno, a las personas en situación de calle, Monseñor Fernando Chomali expresó que “en medio del frío invierno, la Iglesia Católica, en Concepción, junto a diversas organizaciones y abnegados voluntarios, está haciendo un gran esfuerzo por aliviar el dolor de las personas que viven en la calle”.

(seguir leyendo)
Arzobispado de la Ssma. Concepción
Caupolican #491 Concepción
fono: (41)2626100 - Casilla:65 - C
object(stdClass)#1 (12) {
  ["id_even"]=>
  string(2) "55"
  ["tit_even"]=>
  string(30) "Programa Mes de la Solidaridad"
  ["esta_activo"]=>
  string(1) "1"
  ["img_princi"]=>
  string(28) "20170728123221_Bennermes.jpg"
  ["descrip"]=>
  string(99) ""
  ["noticias"]=>
  array(4) {
    [0]=>
    object(stdClass)#2 (8) {
      ["id"]=>
      string(4) "5257"
      ["destacada"]=>
      string(1) "0"
      ["nombre"]=>
      string(39) "Iglesia celebró Día de la Solidaridad"
      ["resumen"]=>
      string(144) "Con diversas acciones litúrgicas y sociales se celebró a san Alberto Hurtado y el Día de la Solidaridad, en la Arquidiócesis de Concepción."
      ["imagen"]=>
      string(44) "../_upload/fotos/08/20171908080551_extra.JPG"
      ["contenido"]=>
      string(5917) "
En la catedral y organizada por la Vicaría para la Educación, se celebró la eucaristía con alumnos de colegios católicos, que presidió monseñor Fernando Chomali y concelebró el vicario, padre Francisco Osorio. A esta acción eucarística asistieron representaciones de alumnos de distintos lugares, como Cañete, en la provincia de Arauco; Cabrero y Yumbel de Biobío; los colegios portaron estandartes distintivos y algunos estudiantes vistieron de mimos y trajes de colores.

En su homilía, Monseñor Chomali reflexionó sobre la figura de san Alberto Hurtado y los animó a imitarlo.  “Es muy posible ser como él, porque la santidad que tiene el padre Hurtado es un don de Dios, un regalo que Él nos hace a cada uno, pues para eso nos creó. Y cuando nosotros no vivimos sin el querer de Dios, como lo hizo el padre Hurtado, vivimos tristes”. Agregó que para ello es importante tener una vida espiritual y de oración profunda para configurar el corazón al corazón de Cristo; estudiar mucho para buscar la verdad que hace libres, y conocer muy bien la realidad social, para generar un sano espíritu crítico.

Al concluir, subrayó que “el padre Hurtado se dedicó a servir a los más pobres, pero no solamente con la teoría, sino con la práctica. La oración, el estudio y el espíritu crítico lo llevaron a tener una convicción extraordinaria de que en el pobre estaba Jesucristo. Nosotros seremos una Iglesia que da fruto si logramos ver en el pobre y necesitado a Jesucristo”, reforzando el principio que “nuestra belleza humana interior está cuando nos entregamos a los demás, que también es fuente de la felicidad”.

En el ofertorio, los estudiantes donaron cajas con alimentos y útiles de aseo personal, para las obras sociales de la Iglesia, que se realizan a través de la Vicaría de Pastoral Social. Al término de la Eucaristía, los alumnos recorrieron las calles y galerías del centro de Concepción, para difundir mensajes de solidaridad y de san Alberto Hurtado.

Posteriormente, también en la catedral, se celebró una Misa organizada por la Vicaría de Pastoral Social, que presidió el vicario, padre José Cartes y a la que asistieron algunas autoridades como el intendente regional, Rodrigo Díaz.

En su homilía, el Vicario de Pastoral Social recordó la importancia del Día Nacional de la Solidaridad y la trascendencia de san Alberto Hurtado, “quien luchó contra la injusticia y la pobreza”, precisó, enfatizando que “el patrimonio de la solidaridad no es solo patrimonio de los católicos, sino un regalo que se nos ha dado a todos, sin distinción y, en Chile, brota de nuestra capacidad para levantarnos de catástrofes naturales y de momentos históricos difíciles y se funde con el ejemplo de san Alberto Hurtado, quien nos legó el amor y la entrega sin medida, a los más pobres”.

Añadió que “este año, 2017, hemos propuesto como lema para el Mes de la Solidaridad, Cambia tu mirada, ama a tu hermano a quien ves y hace 73 años, Alberto Hurtado hizo cambiar la mirada de los más pobres y recuperó su dignidad como hijos de Dios. Cabe preguntarse quién es mi hermano hoy y ¿cuál es el cambio de mirada? Debemos poner la atención en las personas en situación de calle, los migrantes y los adultos mayores”. 

El padre José junto con denunciar la realidad de hoy, llamó a construir espacios de mayor dignidad, garantizando los derechos de los más necesitados. “Desde aquí invito a todos a cambiar la mirada (…) Ser solidarios es desafiante, querer igualdad y justicia para todos. En este camino, nos acompaña el ejemplo de Jesucristo y su apóstol san Alberto Hurtado”, manifestó.

En la liturgia, los migrantes, adultos mayores y personas en situación de calle, tuvieron una activa participación, tanto en las peticiones como en el ofertorio.

El intendente Díaz, al concluir la Misa, señaló que el mensaje entregado “está plenamente vigente, porque interpela; Chile tiene que ser la patria que acoja todos con dignidad y respeto, tanto a los que han nacido en esta tierra como a los que vienen de otros lugares”. 

Otras acciones

En el Decanato El Carbón, se celebró esta fecha con una Eucaristía en la parroquia san Matías de Lota Alto y el Área Social recolectó pañales para adultos mayores como gesto solidario. En tanto, la Pastoral de la Salud del Hospital Clínico, en Concepción, ofreció un desayuno a los choferes de SAMU y personal de movilidad (en años anteriores, este gesto se ha hecho con otros estamentos del centro hospitalario) y el párroco de la parroquia san Agustín,  padre Yuliano Viveros junto a fieles entregaron 50 almohadas para usuarios del Servicio de Urgencia; en la parroquia san José de Curanilahue y  el apoyo del Hogar de Cristo, se realizó la primera Mesa Hurtadiana.





" ["fecha_s"]=> string(10) "2017-08-19" ["imagenes"]=> array(12) { [0]=> object(stdClass)#3 (2) { ["id"]=> string(5) "18268" ["imagen"]=> string(48) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080642_mons.JPG" } [1]=> object(stdClass)#4 (2) { ["id"]=> string(5) "18269" ["imagen"]=> string(50) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080704_educa4.JPG" } [2]=> object(stdClass)#5 (2) { ["id"]=> string(5) "18270" ["imagen"]=> string(50) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080721_educa5.JPG" } [3]=> object(stdClass)#6 (2) { ["id"]=> string(5) "18271" ["imagen"]=> string(50) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080735_educa6.JPG" } [4]=> object(stdClass)#7 (2) { ["id"]=> string(5) "18272" ["imagen"]=> string(50) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080753_educa2.JPG" } [5]=> object(stdClass)#8 (2) { ["id"]=> string(5) "18274" ["imagen"]=> string(54) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080844_intendente.JPG" } [6]=> object(stdClass)#9 (2) { ["id"]=> string(5) "18275" ["imagen"]=> string(53) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080858_almohadas.jpg" } [7]=> object(stdClass)#10 (2) { ["id"]=> string(5) "18276" ["imagen"]=> string(48) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080915_lota.jpg" } [8]=> object(stdClass)#11 (2) { ["id"]=> string(5) "18277" ["imagen"]=> string(48) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080930_mesa.jpg" } [9]=> object(stdClass)#12 (2) { ["id"]=> string(5) "18278" ["imagen"]=> string(49) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080944_telon.JPG" } [10]=> object(stdClass)#13 (2) { ["id"]=> string(5) "18279" ["imagen"]=> string(51) "../_upload/fotos/08/5257/20171908080955_vicario.JPG" } [11]=> object(stdClass)#14 (2) { ["id"]=> string(5) "18280" ["imagen"]=> string(53) "../_upload/fotos/08/5257/20171908081010_migrantes.JPG" } } } [1]=> object(stdClass)#15 (7) { ["id"]=> string(4) "5252" ["destacada"]=> string(1) "0" ["nombre"]=> string(63) "Iglesia celebra a San Alberto Hurtado en Día de la Solidaridad" ["resumen"]=> string(568) "La Iglesia de Concepción celebra hoy viernes 18 de agosto, a san Alberto Hurtado, en el Día Nacional de la Solidaridad. En este contexto, a las 11:30 horas, monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, celebra una Misa en la catedral, con presencia de delegaciones de los colegios de Iglesia; concelebra el vicario para la Educación, Pbro. Francisco Osorio. Posteriormente, a las 17:00 horas, el vicario de la Pastoral Social, Pbro. José Cartes, presidirá una eucaristía en la catedral, con presencia de autoridades, voluntariado y comunidad en general." ["imagen"]=> string(54) "../_upload/fotos/08/20171808103610_unnamed-740x493.jpg" ["contenido"]=> string(7443) "
«Carismático jesuita chileno. Fundador del Hogar de Cristo para los “sin techo”. Dejó marcado su país con su gran celo apostólico dentro y fuera de los círculos universitarios, así como en zonas marginales»
 «La caridad –escribió– nos urge de tal manera que no podemos rechazar el trabajo: consolar a un triste, ayudar a un pobre, un enfermo que visitar, un favor que agradecer, una conferencia que dar; dar un aviso, hacer una diligencia, escribir un artículo, organizar una obra, y todo esto añadido a las ocupaciones de cada día, a los deberes cotidianos. Si alguien ha comenzado a vivir para Dios en abnegación y amor a los demás, todas las miserias se darán cita en su puerta. Si alguien ha tenido éxito en el apostolado, las ocasiones de apostolado se multiplicarán para él. Si alguien ha llevado bien las responsabilidades ordinarias, ha de estar preparado para aceptar las mayores. Así nuestra vida y el celo por la gloria de Dios nos echan a una marcha rápidamente acelerada, que nos desgasta, sobre todo porque no nos da el tiempo para reparar nuestras fuerzas físicas o espirituales… y un día llega en que la máquina se para o se rompe. ¡Y donde nosotros creíamos ser indispensables se pone otro en nuestro lugar!». «Con todo esto, ¿podríamos rehusar? ¿No era el amor de Cristo lo que nos urgía? y darse a los hermanos, ¿no es darse a Cristo?». Imponente este latido interior que selló su fecunda vida.
Nació en Viña del Mar, Chile, el 22 de enero de 1901. Al morir su padre cuando él tenía 4 años, y viendo mermados sus bienes económicos, la familia se mudó a Santiago. Allí vivieron con estrechez, alojados por sus parientes; aprendió bien lo que significa la pobreza. Compartía con su madre la generosidad con los desheredados, en una solidaridad que identifica justamente a los que nada tienen, siempre dispuestos a donar lo único que les queda, como la viuda del evangelio. Estudió con beca en el colegio San Ignacio regido por los jesuitas. Allí se integró en la Congregación Mariana. Con 15 años sintió la llamada al sacerdocio y quiso emprender los estudios eclesiásticos en la Compañía. Nuevamente, y como los recursos eran tan deficientes, le recomendaron un compás de espera. Pero le apremiaba el amor de Cristo y escribía a su querido amigo Manuel Larraín, que se convertiría en prelado de Talca: «Reza, pero con toda el alma, para que podamos arreglar nuestras cosas y los dos cumplamos este año la voluntad de Dios». Había recibido una buena formación que aprovechó graduándose con brillantez. Y en 1918 inició derecho en la Pontificia Universidad Católica.
Su sensibilidad hacia los marginados, en una época marcada por la emigración, le llevó a emprender un intenso apostolado de acentuado cariz social. Recibió ayuda del Patronato de Andacollo perteneciente al barrio Mapocho, una zona precaria de Santiago. Combinando sus obligaciones como estudiante universitario, de forma inteligente se ocupaba de los que sufrían formas diversas de exclusión, implicando a sus compañeros. A través de sus acciones impregnadas de caridad evangélica, que impulsó por amor a Cristo, un inmenso rayo de luz se abrió paso en medio de la poderosa urbe en la que tantos desoían la voz de los más débiles. Se involucró de lleno en organizaciones estudiantiles, siempre con objeto de apoyar al indefenso, y en medio de su intensa actividad culminó derecho de forma tan brillante que obtuvo la unánime distinción de la Universidad Católica de Chile.
En 1923 ingresó en la Compañía de Jesús. De nuevo su amigo Manuel fue confidente de esos cruciales instantes de su vida, que le inundaron de alegría: «Querido Manuel: Por fin me tienes de jesuita, feliz y contento como no se puede ser más en esta tierra: reboso de alegría y no me canso de dar gracias a Nuestro Señor porque me ha traído a este verdadero paraíso, donde uno puede dedicarse a Él las 24 horas del día. Tú puedes comprender mi estado de ánimo en estos días; con decirte que casi he llorado de gozo». Hizo el noviciado en Chillán y luego pasó por Córdoba, Argentina. También estuvo en Barcelona, España, y en la ciudad belga de Lovaina donde fue ordenado sacerdote y obtuvo el doctorado en pedagogía y en psicología. Tras su regreso a Chile en 1936 ejerció la docencia en el colegio San Ignacio, en la Universidad Católica y en el Seminario Pontificio. Simultáneamente, impartía conferencias y retiros. Retomó el apostolado social y defendió a los desfavorecidos ninguneados por la prepotencia y racismo de las clases altas que los repudiaba. Alberto tenía gran carisma entre los jóvenes. Se desvivía por ellos y cosechaba los frutos de su acogida y comprensión. Alegre y entusiasta, les instaba a «chiflarse» por Cristo.
En 1941 fue designado asesor de la Acción Católica juvenil de Santiago, misión extendida luego a todo Chile. Le dedicó tres intensos años hasta que ciertas desavenencias con el obispo auxiliar de la capital le indujeron a presentar su renuncia. El prelado juzgaba progresista la formación que proporcionaba a los jóvenes. El santo acogió impoluto los juicios y decisión del obispo. Tan apiadado estaba por los que malvivían en las calles, niños y adultos, que en 1944, después de impartir un retiro en la Casa del Apostolado Popular y recibir allí mismo las primeras donaciones de las mujeres que le escucharon, fundó el Hogar de Cristo. Diariamente recorría los suburbios para recoger a los pobres que hallaba al paso. El centro fue bendecido al año siguiente por monseñor José María Caro, arzobispo de Santiago. En 1948 creó la Acción Sindical Chilena secundado por un grupo de universitarios. Así pensaba hacer circular la doctrina social de la Iglesia. En 1950 se atrevió con las publicaciones impresas de carácter periódico creando la revista Mensaje para transmitir el pensamiento cristiano; le avalaba su experiencia profesional en El Diario Ilustrado. Fue autor de varias obras de temática humanista y social. En mayo de 1952 sufrió un infarto pulmonar y en el hospital clínico de la universidad católica le diagnosticaron cáncer de páncreas. Desde allí siguió evangelizando hasta que murió el 18 de agosto de ese año. Juan Pablo II lo beatificó el 16 de octubre de 1994. Benedicto XVI lo canonizó el 23 de octubre de 2005.

" ["fecha_s"]=> string(10) "2017-08-18" } [2]=> object(stdClass)#16 (8) { ["id"]=> string(4) "5237" ["destacada"]=> string(1) "0" ["nombre"]=> string(73) "Benito Baranda habló de la pobreza y los derechos humanos en Concepción" ["resumen"]=> string(343) "Con una sala llena de personas provenientes de ámbitos diversos junto a algunas autoridades de la zona de Concepción, se desarrolló la conferencia “Pobreza y Derechos Humanos”, que dictó Benito Baranda, presidente ejecutivo de la fundación América Solidaria, en el contexto del Mes de la Solidaridad, organizada por la Iglesia local." ["imagen"]=> string(40) "../_upload/fotos/08/20171108111908_5.JPG" ["contenido"]=> string(5224) "
En la convocatoria participaron la Vicaría de Pastoral Social, la Gobernación Provincial de Concepción y el Hogar de Cristo.
En su exposición, que se realizó en el Aula Magna del Arzobispado, Baranda dijo que el tema “es una reflexión que he tomado de la Pobreza y los Derechos Humanos desde la solidaridad, y la idea es ver cómo, desde el rol de cada uno de nosotros, podemos trabajar para que efectivamente esos derechos humanos, o sea lo mejor de la otra persona, ¡su propia humanidad crezca!”.
Añadió que “la búsqueda de la justicia si no parte desde el encuentro con el otro, es muy difícil, si uno no reconoce la dignidad de la otra persona en plenitud, el discurso de los Derechos Humanos queda en un buen discurso pero después en una muy mala ejecución”. 
Se refirió, además, respecto a que la pobreza en Chile. “Ha sido uno de los pocos países de América Latina que ha persistido en el descenso de la pobreza y, en general, ha causado bastante unidad dentro del Congreso. No ha sido algo que ha generado mucha tensión, se ha despolitizado también un poco todo lo que son políticas de Estado, es muy interesante que sean políticas del Estado, que es algo que se ha estado trabajando con los gobierno desde la sociedad civil, para que no sea una discusión que se vincule ¿no cierto? a períodos electorales, sino que efectivamente sean políticas de largo aliento, que son extremadamente importantes”, afirmó. 
Agregó que “hay políticas inmediatas de transferencias que son también muy importantes, pero no son las fundamentales. Las fundamentales son que las personas logren desarrollarse en plenitud y, en eso, el rol es más importante de cara a la educación, a la salud y también a la vivienda”. 
En relación a América Solidaria Baranda precisó que “ya estamos en catorce países trabajando, y en siete países se ha armado América Solidaria como institución. Mientras más redes armemos para involucrar a jóvenes profesionales en la modificación de la realidad, bueno esos jóvenes profesionales van a entender que la justicia no es algo anexo al ejercicio profesional, sino que algo constitutivo al ejercicio profesional”. 
En su condición de coordinador presidencial en la visita del Papa Francisco, en enero de 2018, Benito Baranda  dijo que Chile espera que el Santo Padre “nos remueva mucho pues, como lo hace este Papa y como lo hizo el Papa Juan Pablo II , que nos remueva mucho interiormente y que nos ayude a mirar con ojos más amplios los grandes dolores de Chile, y no entrar en las luchas mezquinas, chiquititas para resolver esos dolores. Los dolores hay que enfrentarlos de manera conjunta, y eso implica mucha generosidad”. 
Testimonios del público
Juan Chandía, profesor del Liceo La Asunción de Talcahuano, dijo que la conferencia y su contenido fue muy motivante. “Para nosotros esto es importante, para hacer cierta reflexión a la verdadera pobreza que afecta a Chile, que no necesariamente es económica. Y esta mirada nos obliga a tener una conciencia real, de cercanía y de tomar nuestra responsabilidad como educadores, como formadores, y del impacto que podemos realizar en el cambio social que necesita este país. De mirarnos con cariño, de mirarnos con afecto, de ofrecer nuestros talentos, nuestras voluntades para construir una sociedad más justa, más humana, más solidaria”.
El docente explicó que “el proyecto educativo, a los cuales nosotros somos colegio del Arzobispado de Concepción, hemos optado por la gratuidad, y que estamos enmarcados en un gran desafío de llevar a nuestros niños y niñas al desarrollo de todas sus habilidades, de todos sus talentos, de darles oportunidades. Esta reflexión involucra necesariamente a que nosotros como profesionales asumamos este desafío, con todas las limitancias y con todas las dificultades que nos plantea a lo mejor esta sociedad, en la pobreza en la que están nuestros niños y niñas hoy día”.
Felipe Jara, estudiante, expresó que “lo que más me llamó la atención de la charla fue que abordó mucho lo de la igualdad social, de los temas sociales que hay aquí en el país. Que la mirada, que todos debemos tener hacia lo que ocurre en el país, con respecto a los Derechos Humanos de las personas”.
María Elena Infante, opinó que “la conferencia fue muy completa, muy bien realizada y lograda, además porque llegó la gente con el vocabulario adecuado. Contaron con temas actuales, bien informado”.

" ["fecha_s"]=> string(10) "2017-08-11" ["imagenes"]=> array(5) { [0]=> object(stdClass)#17 (2) { ["id"]=> string(5) "18235" ["imagen"]=> string(45) "../_upload/fotos/08/5237/20171108112017_1.JPG" } [1]=> object(stdClass)#18 (2) { ["id"]=> string(5) "18236" ["imagen"]=> string(45) "../_upload/fotos/08/5237/20171108112037_2.JPG" } [2]=> object(stdClass)#19 (2) { ["id"]=> string(5) "18237" ["imagen"]=> string(45) "../_upload/fotos/08/5237/20171108112047_3.JPG" } [3]=> object(stdClass)#20 (2) { ["id"]=> string(5) "18238" ["imagen"]=> string(45) "../_upload/fotos/08/5237/20171108112101_4.JPG" } [4]=> object(stdClass)#21 (2) { ["id"]=> string(5) "18239" ["imagen"]=> string(45) "../_upload/fotos/08/5237/20171108112125_6.JPG" } } } [3]=> object(stdClass)#22 (8) { ["id"]=> string(4) "5222" ["destacada"]=> string(1) "0" ["nombre"]=> string(56) "Vasto plan de invierno realiza la Iglesia en Concepción" ["resumen"]=> string(371) "Sobre el servicio que realiza la Iglesia, en el período de invierno, a las personas en situación de calle, Monseñor Fernando Chomali expresó que “en medio del frío invierno, la Iglesia Católica, en Concepción, junto a diversas organizaciones y abnegados voluntarios, está haciendo un gran esfuerzo por aliviar el dolor de las personas que viven en la calle”. " ["imagen"]=> string(46) "../_upload/fotos/08/20170108140630_1-copia.JPG" ["contenido"]=> string(3591) "
El Plan Invierno 2017, desarrollado a través de la Fundación Novo Millennio, ha prestado 1.491 atenciones (497 personas en situación de calle; 407 hombres y 90 mujeres y de ellos 497 son adultos), en los siguientes dispositivos:
Albergue con atención de 24 horas, en Concepción (con 981 prestaciones: alojamientos y cenas)
Albergue en Talcahuano – Gaete (829 prestaciones: alojamientos y cenas )
Albergue con 24 horas Talcahuano – San Vicente (1.712 prestaciones: alojamientos y cenas)
Ruta Social Talcahuano (696 prestaciones: cenas)
Ruta Social Hualpén (50 prestaciones: cenas)
Ruta Social Lota (1.998 prestaciones: cenas)
Ruta Social Curanilahue (114 prestaciones: alojamientos y cenas)
ALBERGUE MOVIL
Muchas personas en situación de calle, por diversas razones, no acuden a los albergues establecidos, de manera que la iniciativa del Albergue Móvil “La Misericordia” ha sido una respuesta oportuna y de gran acogida. El vehículo funciona de lunes a sábado, entre las 22:30 horas y las 07:30 horas, en el frontis de la Catedral.
El dispositivo cuenta con las instalaciones adecuadas para brindar alojamiento diario a cuatro personas, entregar colaciones, ofrecer ducha y repartir abrigo.
PRESTACIONES
              Junio Julio TOTALES
Alojamientos 79 70            149
Colaciones  561 535     1.096
Duchas       91 87            178
Ropa Abrigo 57 37              94
   
Voluntarios 47 58              105

Este es un esfuerzo inmenso que está animado por el amor a Dios y al prójimo,  que pretende dar alivio, techo y pan al que no lo tiene. 
Emocionan, además, las múltiples iniciativas que surgen de personas y familias, creyentes y no creyentes que, ante el rigor del invierno, no quedan indiferentes y ofrecen lo que tienen. 



" ["fecha_s"]=> string(10) "2017-08-01" ["imagenes"]=> array(1) { [0]=> object(stdClass)#23 (2) { ["id"]=> string(5) "18197" ["imagen"]=> string(51) "../_upload/fotos/08/5222/20170108140701_2-copia.JPG" } } } } ["documentos"]=> NULL ["linkVideos"]=> array(0) { } ["totalAudios"]=> int(0) ["totalImg"]=> int(18) ["totalVideos"]=> int(0) ["totalLinkVideos"]=> int(0) }