Medios

Nuestra Iglesia Dialogo Jesus TV Radio Chilena de Concepción

Guía Eclesial

Guía Eclesial

Redes Sociales

Facebook Twitter Live Stream
volver



Recomendar por email

En la Catedral se celebró Misa de bendición de la Corona de Adviento

Publicado el 2017-12-04

En la Catedral de Concepción se celebró la misa de bendición de Coronas de Adviento, coordinada por la Pastoral con Niños. La eucaristía fue presidida por el padre Yuliano Viveros, osa.


En la Catedral se celebró Misa de bendición de la Corona de Adviento

A la celebración asistieron los padres y niños, en que algunos entregaron el álbum y las láminas que elaboraron motivados por la Pastoral, a través de internet.

En esta oportunidad, el padre Yuliano bendijo una corona de Adviento instalada en el altar y en su homilía dijo que “estamos en nuevo tiempo litúrgico, tiempo de Adviento, con la bendición de la corona de Adviento, como signo de espera del Salvador. Estamos celebrando de manera especial el inicio del Adviento mediante la celebración de los sagrados misterios y que nos lleva a la certeza que Dios nos ama profundamente”.

Explicó que “la forma circular de la corona representa el amor de Dios por nosotros, no conoce límites- no tiene principio ni fin –, porque su amor se expresa de manera constante, especialmente en momentos en que parecieran que las tinieblas se empoderaran de nuestra realidad y, por ello, estas cuatro velas en la corona, vienen a iluminar nuestra vida en estas cuatro semanas que componen el Adviento”.

Recordó que tres de los cuatro cirios son de color morado y una rosada, “que nos indican que debemos estar atentos y vigilantes y también hemos de hacer penitencia para la preparación de la venida de Jesucristo, quien vendrá en gloria y majestad”.

Recalcó que “Adviento es tiempo de espera; es un tiempo de esperanza y confianza para recibir al Salvador. El verde de la corona representa la esperanza cristiana, durante las cuatro semanas, en que nos preparamos para aguardar y esperar al Señor. Mediante la oración, la penitencia y la caridad, que es el amor a Dios expresado en el prójimo”.

Hizo notar que “la tercera vela de color rosado, que se enciende en la tercera semana, que es una semana de gozo y alegría y nos indica la proximidad de la venida del Señor y, por lo tanto, debemos redoblar los esfuerzos para preparar esta venida y estemos preparados. Por eso, este primer domingo de Adviento comienza con el Evangelio en que Jesús nos dice estén prevenidos, para que el Señor no nos sorprenda dormidos, que es dejarse llevar por los “amores” de este mundo. En la vida nos vamos entusiasmando con cosas, objetos, status, reconocimientos, que nos distraen y no nos permiten estar prestos, listos preparados para la llegada del Señor. De alguna manera todos podemos caer en este riesgo de estar adormecidos y anestesiados, especialmente en el mes de diciembre, en que las compras navideñas que son parte de nuestra costumbre, no nos distraigan, que los preparativos de la cena navideña no nos lleve toda nuestra atención”.

Agregó que “más bien vayamos a lo sencillo y busquemos una forma verdaderamente legítima para preparar el corazón para la venida del Hijo de Dios en gloria y majestad. Que esta corona de adviento bendecida ilumine nuestra vida y disipe de nuestro corazón las tinieblas del pecado y que estas cuatro semanas sean significativas”.

Durante la celebración los niños tuvieron una importante participación en la liturgia.

 


Fotos Adicionales

Arzobispado de la Ssma. Concepción
Caupolican #491 Concepción
fono: (41)2626100 - Casilla:65 - C