Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la creación

 1. ¿CÓMO SURGE ESTA JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN?

 

El Patriarca ecuménico Dimitrio I proclamó el 1 de septiembre como el día de oración por el medio ambiente en 1989, debido a que la Iglesia Ortodoxa, comienza ese día con la conmemoración de cómo creó Dios al mundo. El “Tiempo de la Creación”, se lleva a cabo todos los años entre el 1 de septiembre y el  4 de octubre , Fiesta de San Francisco de Asís, santo patrono de los ecologistas católicos, invitando a 2.2 billones de cristianos a cuidar la creación y rezar por ella. En el año 2015, el Papa Francisco instituyó también en la Iglesia Católica de todo el mundo la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación el 1 de septiembre.  Desde esa fecha el Papa Francisco junto al Patriarca Bartolomé, convocan a este tiempo de oración para agradecer a Dios por su creación, provocar un examen de conciencia, un cambio de actitud al reflexionar sobre distintos aspectos que involucran la actual crisis medioambiental, a través de un Mensaje escrito.  Por ejemplo, en el año 2015, se invitó a “renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación.”El año 2016, se nos invitaba a realizar un profundo examen de conciencia que nos llevara a optar por  un cambio de ruta: “ un estilo de vida profético y contemplativo, capaz de gozar profundamente, sin obsesionarse por el consumo” ( LS 222).El año 2017 en un mensaje conjunto el Papa Francisco y el Patriarca Bartolomé nos señalan: “Nuestra dignidad y bienestar humano están profundamente conectados con nuestro cuidado por toda la creación”. También fue un mensaje profético, de denuncia y nos alerta:“ No respetamos ya la naturaleza como un regalo compartido, por el contrario, la consideramos  una posesión privada. Ya no nos relacionamos con la naturaleza para sostenerla, sino que la dominamos para sostener nuestras propias invenciones”. Nos señalan también los propósitos de estas Jornadas mundiales de Oración: “ ..cambiar el modo en que percibimos el mundo para modificar la manera de cómo nos relacionamos con él. El objetivo de nuestro compromiso es de empeñarnos a alcanzar una mayor simplicidad y solidaridad en nuestras vidas”. En el mensaje del año 2018, el Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre el tema del agua: “Urgen proyectos compartidos y gestos concretos, teniendo en cuenta que es inaceptable cualquier privatización del bien natural del agua, que vaya en detrimento del derecho humano de acceso a ella”. Pide también a las jóvenes generaciones para que crezcan en conocimiento y respeto de la casa común.

En la actualidad es urgentemente necesario, y es más, nos parece un deber ético hacernos cargo de nuestra “Casa Común”. Son desastrosos los efectos del cambio climático por nuestra propia acción humana. Nuestros estilos de consumo, las formas en que producimos, afectan la vida de la humanidad y los ecosistemas de manera integral, especialmente de los más pobres y excluidos.  Por esta razón es que hemos preparado tres fichas para la reflexión personal y comunitaria para que puedan ser trabajadas en sus comunidades parroquiales, educativas y de movimientos y cualquier grupo que desee profundizar en este tema.

 

2. PARA ORAR EN COMUNIDAD

 

Oración por nuestra tierra 

Dios omnipotente,
que estás presente en todo el universo y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe, derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza. Inúndanos de paz,
para que vivamos como hermanos y hermanas sin dañar a nadie.
Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos.
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción. Toca los corazones
de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra. Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días. Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

 

Oración cristiana con la creación

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas,

que salieron de tu mano poderosa.
Son tuyas, y están llenas de tu presencia y de tu ternura. Alabado seas.
Hijo de Dios, Jesús, por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María,

te hiciste parte de esta tierra,
y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura
con tu gloria de resucitado. Alabado seas.
Espíritu Santo, que con tu luz orientas este mundo hacia

el amor del Padre y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien.
Alabado seas. Señor Uno y Trino,
comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte en la belleza del universo,

donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud

por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos con todo lo que existe.
Dios de amor, muéstranos nuestro lugar en este mundo

como instrumentos de tu cariño por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti.

Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia,

amen el bien común, promuevan a los débiles,
y cuiden este mundo que habitamos.

Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino
de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas.
Amén.

 

CECAF

Centro de Coordinación Arquidiocesana de la Formación

CONTACTO: cecafconcepcion@gmail.com / Fono: 412626160

Publicado el: 30 agosto, 2019