El Sínodo sobre la Sinodalidad

Durante este mes de octubre se ha iniciado un nuevo Sínodo en nuestra Iglesia que tiene como tema de trabajo la Sinodalidad. A partir del 09 de octubre en Roma comienzan las primeras instancias de oración, reflexión, testimonios y disposiciones iniciales. El Papa Francisco inaugura oficialmente este tiempo de trabajo sinodal con la celebración de la misa del domingo 10 de octubre en Roma, luego, el domingo 17 de octubre, cada obispo junto con sus diócesis abrirán la participación de las Iglesias particulares en el mundo.

Los Sínodos no son novedad en la vida de nuestra Iglesia, no obstante, es importante recordar que en nuestra historia reciente el Papa Pablo VI dio un acento valorable en el espíritu renovador del Concilio proponiendo el Sínodo de los obispos como un organismo eclesial que consolidara mayores vínculos de comunión entre el Papa y los obispos en la conducción y animación de la Iglesia universal, y, junto con ello, prolongar el espíritu del Vaticano II, de tal modo que, en palabras de Pablo VI: “continúe llegando al pueblo cristiano aquella abundancia de beneficios que felizmente se ha obtenido, durante el tiempo del Concilio, como fruto de nuestra íntima unión con los obispos”[1]. Desde esta creación del Sínodo de los obispos por Pablo VI hasta el actual Sínodo sobre la Sinodalidad, se han convocado un total de 30.

El Sínodo sobre la Sinodalidad, el quinto convocado por el Papa Francisco, tendrá un desarrollo diferente, se destaca en este ámbito la propuesta de comunión sinodal en el marco de la Iglesia universal, el énfasis que se promueve está en relación con la mayor participación por parte de las comunidades. En cuanto al tiempo de duración total del proceso sinodal, será mucho más extendido, tendrá tres fases, una fase diocesana (octubre 2021 – abril 2022), una fase continental (septiembre 2022 – marzo 2023) y una fase universal (octubre 2023).

El tema que se propone tiene como título “Por una Iglesia Sinodal: comunión, participación y misión”, son tres grandes temas que tocan ámbitos esenciales de la vida de nuestra Iglesia. Esperamos que la sincera escucha y participación en el proceso sinodal permita ir sanando las heridas profundas que exigen detenerse a escuchar, reconocer y acoger la gracia de la conversión para vivir con verdadero fruto la misión a la cual el Señor nos envía.

 

Pbro. Bernardo Álvarez Tapia
Rector Seminario de Concepción

 

 

______________________________
[1] Cfr. Pablo VI, Motu proprio Apostollica Solicitudo, 15 de septiembre de 1965.

Publicado el: 12 octubre, 2021