200 estudiantes licenciados en Liceo la Asunción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 22 noviembre, 2015

En una ceremonia imponente de principio a fin, el Liceo La Asunción de Talcahuano licenció a cerca de 200 estudiantes de sus cinco cursos de cuarto año medio 2015.

El gimnasio del liceo fue el espacio que recibió a los alumnos y alumnas junto a sus profesores jefes, ante la atenta mirada de sus familiares más cercanos e invitados especiales.

 Todo se inició con la Eucaristía presidida por el Vicario Episcopal para la Educación y presidente de las Fundaciones Educacionales del Arzobispado, padre Francisco Osorio. Hito importante durante la celebración fue el signo de la luz, en el cual los alumnos Jorge Zapata Oñate y María José Herrera Urrutia, en representación de la generación 2015, recibieron de los más pequeños Emilia Mercado Valladares y Diego Aránguiz Parada la invitación a ser la luz en medio de la sociedad.

 Luego comenzó la licenciatura, con la entonación del himno nacional e himno del liceo, y acto seguido las palabras de despedida del rector, don Héctor Alcacíbar Gayoso. A continuación tuvo lugar la ceremonia de premiación, en la cual se reconoció el mérito de alumnos y alumnas en distintas áreas del quehacer educativo. Así, fue posible aplaudir a los estudiantes de mejor rendimiento académico de primero a cuarto medio; a quienes se destacaron en las áreas humanista, científica y artística; a los que se llevaron las distinciones por participación estudiantil, premio Lorenzo Schamberger, extraescolar, pastoral, a la trayectoria y a los mejores compañeros. Finalmente, el premio de mayor trascendencia, denominado perfil asuncionista, recayó en el alumno Matías Andrés Viveros Mardones.

 Consultado sobre este reconocimiento, Matías Viveros señaló que “egresar de cuarto medio es algo muy emocionante, el Liceo me acogió desde kínder, entonces es una sensación de tristeza porque el colegio se ha vuelto parte de mi familia. Las personas que componen la directiva y los profesores me han apoyado, entonces da pena dejarlos de lado y tomar un camino distinto. Ahora, ser destacado como el perfil asuncionista es algo realmente importante, que hayan reconocido en mí valores académicos, espirituales y extraescolares, eso me hizo sentir muy bien. Participé en básquetbol, vóleibol, Centro de Alumnos, cenas fraternas, encuentros científicos de Explora y olimpíadas de matemáticas. A quienes egresamos y a los alumnos que permanecen en el Liceo les diría que luchen por sus metas, y que se esfuercen para cumplirlas”

 Después de la premiación se realizó la entrega de licencias. Uno a uno, los alumnos de cada curso subieron al escenario, para recibir el cariñoso saludo de su profesor o profesora jefe, ante el aplauso de los presentes y en medio de la emoción que significa dar un paso trascendental en sus vidas.

 La licenciatura fue amenizada por la destacada soprano Scherezade Perdomo, con “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, y “Por ti volaré”, de Francesco Sartori y Lucio Quarantotto; y por la concertista en guitarra clásica y ex alumna Isabel Almeyda Durán, que interpretó “Sunburnst”, de Andrew York y Capricho Árabe, de Francisco Tárrega.

 El discurso de despedida fue pronunciado por la alumna Daniela Povea Concha, e inmediatamente después los ex alumnos del Liceo La Asunción hicieron abandono del gimnasio entonando la canción del adiós, interpretada por el coro extraescolar.

 Larry Henríquez Bravo, Periodista, Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales.

Más Iglesia Arquidiocesana