60 escolares recibieron “Un escritorio para Jesús”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 18 diciembre, 2015

Un total de 60 alumnos y alumnas pertenecientes a establecimientos educacionales de la zona, recibieron “Un escritorio para Jesús”, proyecto desarrollado a partir de la iniciativa de dos jóvenes, con la finalidad de mejorar las condiciones y el espacio de estudio para escolares en condiciones de vulnerabilidad.

Los creadores del proyecto son los jóvenes Matías Sotomayor y Tomás Lagos, quienes constataron que muchos niños disponen de espacios reducidos para estudiar, estableciendo que la configuración de un espacio adecuado  aumenta la motivación en  el desarrollo escolar.

 “Esta iniciativa consiste en optimizar el espacio en familias modestas. Nosotros hemos propuesto una solución práctica, consistente en un escritorio plegable, que se puede guardar bajo una cama o un sillón cuando no lo ocupa y no esperar que la familia termine de comer para usar la mesa del hogar o muchas veces los niños estudian en veladores, cómodas e incluso sobre la cama o en el suelo, lo que no es confortable. Pensamos que con esto, además, el niño tenga un mejor desempeño académico”, comentó Matías Sotomayor, estudiante de Ingeniería Comercial y Diseño.

 Indicó que durante cuatro meses de trabajo se visitaron distintos sectores de Concepción y Talcahuano, testeando modelos de escritorios con las familias, consultando sobre cuáles eran los principales problemas a la hora de estudiar.

 

La iniciativa se  potenció al alero del Club de Emprendedores de la Universidad del Desarrollo, que apoyó con los recursos necesarios para su implementación. El proyecto fue presentado, además, a Monseñor Fernando Chomali, quien de inmediato brindó su apoyo y bautizó el proyecto como “Un escritorio para Jesús”. Finalmente, DUOC UC se comprometió en la ejecución del proyecto y aportó los voluntarios, talleres y parte de los materiales para realizar el ensamblaje final de los escritorios.

 Monseñor Fernando Chomali confesó que “esto ha sido muy bonito, porque un día se me acercó Matías, durante la Confirmación de su hermano menor y me comentó su propuesta y asumí de inmediato su idea, porque creo que hay personas que “hacen”, hay personas que miran como las cosas pasan y otros que se preguntan “qué pasó”. En esos días, tuve reuniones con distintas personas a las que les di a conocer esto y rápidamente surgieron las voluntades hasta lograr lo que hoy vemos: 60 escritorios”.

 Agregó que de esto rescata que hay un joven que ve una necesidad, lo que es muy bueno y además, quiso dar una solución concreta y real. “Veo que hay personas o grupos de personas que preferimos – me involucro también – que 60 niños tengan un lugar digno para estudiar, a escribir cientos de páginas en hacer diagnósticos que no resuelve el problema de manera práctica”, indicó.

 

Jorge Fuentealba, director de DUOC-UC, manifestó que “nuestro apoyo surge en ese por hacer, en lugar de sólo escribir o filosofar y cuando uno ve a jóvenes creativos, voluntariosos, no queda más que apoyarlos”.

 En la ocasión, estuvieron presentes el vicario de Educación, Pbro. Francisco Osorio, representantes de la UDD y DUOC UC, casas de estudios que  colaboraron en la iniciativa;  junto a ellos, estuvieron los niños que recibieron el escritorio, sus padres y profesores.

 Catalina, de 9 años, alumna de tercero básico, del colegio Padre Francisco de Crozé, Lota, estaba feliz, porque fue una sorpresa; su hermano Matías, 8 años, expresó que al igual que su hermana hace las tareas sobre la cama. Sus padres, Marisel y Néstor Paredes dijeron que es “un hermoso regalo, porque les servirá mucho; nosotros no tenemos recursos para comprarles un escritorio y además, creo que ellos sentirán la presencia de Jesús en este implemento. “Es una muy buena iniciativa y nos servirá mucho”, añadió el progenitor.

 sta vez los beneficiarios son alumnos de colegios y escuelas de las comunas de Lota, Coronel, Chiguayante, Concepción, Talcahuano, Cabrero, Yumbel y Tomé.

 

Más Iglesia Arquidiocesana