Alumnos de Chiguayante reciben Biblia al celebrar hito de primera lectura

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 septiembre, 2014

Cerca de 80 alumnos y alumnas del Instituto de Humanidades José Manuel Santos de Chiguayante, recibieron un ejemplar de su “Primera Biblia”, al celebrar recientemente el hito de la primera lectura.

La liturgia se realizó el jueves 25 de septiembre en la capilla Jesús Obrero, a un costado del colegio, y fue presidida por el capellán Pbro. José Durán. Además, estuvieron presentes las familias de quienes protagonizaron este trascendental acontecimiento.

El Evangelio escogido para la ocasión fue la Parábola del Sembrador, la cual fue apoyada por una representación donde un hombre se debatía entre la Biblia y su teléfono móvil para buscar el significado de palabras como “amor” y “fruto”, entre otras. Según explicó el coordinador pastoral, Gerardo Fernández Fritz, “quisimos mostrar una realidad que nos aqueja, que la lectura de la Biblia se ha dejado de lado ante otros recursos que nos atraen mucho como por ejemplo internet”.

Los niños y niñas recibían la Biblia y luego unos granos de trigo que depositaban en un macetero, justamente para darle sentido a la lectura del Evangelio. “La idea era que descubrieran que la Palabra de Dios es una semilla que cae en ellos, y que deben ser tierra fértil que acoja este mensaje para que crezca, fructifique y se manifieste en el amor a nuestros hermanos”, comentó Fernández.

Finalizada la celebración y consultado al respecto, el alumno de primer año A, Cristóbal Nicolás Merino Muñoz, dijo que todo le había gustado mucho, tanto la ceremonia como su nuevo libro, “en especial la página donde aparece Abraham y se relata el encuentro con Dios, quien le promete una descendencia tan numerosa como las estrellas del cielo. Esa historia me gustó mucho porque es linda”. Y ante la pregunta de qué hará con su Biblia, respondió “la ubicaré en el mueble de mi dormitorio y la leeré todos los días”.

Esta celebración buscó destacar que los niños hayan aprendido a leer, uniendo el aspecto académico con el espiritual, mediante el fomento la lectura de las Sagradas Escrituras. Esta primera Biblia es muy adecuada para la edad de los alumnos y alumnas (7 años), ya que contiene ilustraciones y un lenguaje fácil de comprender lo que les permite reconocer que encontrarse con Cristo es un hecho de mucha alegría.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana