Alumnos del Colegio Alemán ofrecieron cena dieciochera en Albergue Móvil

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 10 septiembre, 2019

Una acción solidaria ejemplar cumplieron alumnos de los terceros medios del Colegio Alemán, la noche del lunes 9 de septiembre, concretando con éxito un proyecto social consistente en preparar y compartir una cena de Fiestas Patrias con las personas en situación de calle que acuden, noche a noche, hasta el Albergue Móvil “La misericordia”, en el frontis de la catedral de Concepción.

La noche de esta acción estuvo caracterizada por intensas lluvias y vientos, pero esa condición no fue ningún obstáculo para los más de 40 jóvenes que llegaron muy comprometidos a cumplir con lo que habían acordado en su establecimiento. La alumna Rocío Fernández Sepúlveda, lideró el programa y coordinó a la perfección sin descuidar detalle, lo que muestra el compromiso de los jóvenes que asumen, con extraordinaria seriedad, objetivos que ellos mismos se plantearon.

Rocío recalcó que esta iniciativa, desde su gestión, fue un “proyecto voluntario”. Comentó que apenas se planteó la posibilidad de hacer esta acción para los usuarios del Albergue Móvil, la acogida entre los terceros medios fue inmediata y asumida con mucho entusiasmo. “Formamos tres comisiones y podemos ver que los compañeros lo han tomado muy en serio y cada uno trabaja muy contento”, precisó la joven, mientras revisaba todo el servicio.

El programa contó con tres comisiones: servicio, ornamentación del lugar y  música y baile. Un grupo preparó los alimentos, y sirvieron a las mesas, en tanto, un tercero preparó las parrillas con fuego para asar pollos y calentar sabrosas empanadas. Un grupo se encargó de mantener música chilena en el ambiente y luego algunos bailaron pies de cueca para animar la noche en medio de la lluvia, creando un grato y cálido ambiente dieciochero que los comensales aplaudieron y agradecieron profundamente.

Ángelo Lagos, coordinador del voluntariado del Albergue Móvil, se mantuvo muy atento para que todo resultara con éxito y en pocas palabras dijo sentirse muy feliz y agradecido de la juventud y de sus alumnos, ya que es docente del Colegio Alemán.

Rocío Fernández puntualizó que el menú consistió en una entrada con empanadas, choripanes, un plato de fondo de pollo asado con papas mayo y ensalada a la chilena  y de postre, mote con huesillo acompañado de dulce chileno (pajaritos).

La alumna concluyó que esta acción les deja una gran enseñanza y les fortalece valores humanos como la solidaridad y el servicio a quienes más necesitan en esta sociedad. “Primero, nos enseña a agradecer las condiciones en que estamos nosotros y, además, nos da la oportunidad para poder aportar con nuestro grano de arena con otros; nos anima a pensar en los demás, no vivir en una burbuja, sino salir a acompañar, aunque sea por algunos momentos con los que no tienen. Esto ha sido muy hermoso para nosotros”, concluyó emocionada y muy alegre al ver a sus compañeros preocupados de hacer lo mejor posible su servicio.  Si hubiera que poner nota, estos jóvenes superaron el “7”.

 

Más Iglesia Arquidiocesana