Arquidiócesis de Concepción dio inicio al proceso Diocesano del Sínodo

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 17 octubre, 2021

A las 19:00 horas, en la Catedral de Concepción, la comunidad dio inicio al proceso Diocesano del Sínodo sobre sinodalidad en la Liturgia de la Palabra que celebró el Pbro. Pedro Gómez, Vicario General, quien excusó a Mons. Fernando Chomali, Arzobispo de la Santísima Concepción y vicepresidente de la CECh, quien se encuentra acompañando a su padre que está delicado de salud.

Al comienzo de la homilía, el Pbro. Pedro Gómez se refirió a la invitación del Papa Francisco a que toda la Iglesia participe del proceso sinodal y explicó la finalidad de este proceso: “En la comunión, participación, y en el carácter misionero que estamos llamados a vivir cada uno de los miembros de la Iglesia. Será un caminar que durará dos años y concluirá en el mes de octubre de 2023 con la celebración de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, para luego dichas conclusiones sean implementadas en cada Iglesia local”.

“Ante un mundo tan dividido, debemos también preguntarnos, como en otras épocas lo hizo el apóstol: ¿Cómo el Señor se manifiesta a todos los hombres y quiere que compartamos como hermanos en una fraternidad y amistad social?, tal como lo ha declarado el Papa Francisco en la encíclica Fratelli Tutti. El tiempo de pandemia está llamado a ser apaciguado, como la tormenta, por nuestra confianza y fe en Jesucristo, que nos invita a ir juntos a todos los bautizados, en esta barca que es la Iglesia, y que suele navegar por aguas turbulentas”, reflexionó el Vicario General de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción respecto a la situación actual de la Iglesia y el mundo en el que estamos insertos.

“El pueblo de Dios tiene que acompañar a su Pastor. Los católicos tenemos que estar y hay que acompañar el proceso. La Iglesia sigue en marcha desde que Cristo vino al mundo”, comentó Fátima Fernández, que participa activamente en la comunidad de la Parroquia Del Sagrario y es esposa del diácono Jorge Becerra. Agregó: “Este Sínodo abrirá la puerta de que nos encontremos para ser más hermanos, para ser más fieles a la Iglesia y su doctrina”.

Al concluir la celebración, se colocó flores a los pies de la Virgen María, un signo de la Arquidiócesis a la Madre de Jesús, para que interceda ante Dios para que guíe a la comunidad en este periodo tan importante para la Iglesia, que finalizará en dos años más.

Más Iglesia Arquidiocesana