Arquidiócesis de la Santísima Concepción realizó lanzamiento del Mes de la Solidaridad

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 agosto, 2013

Bajo el lema “Yo elijo ser Solidario. Cuando ayudas a otro con su cruz el corazón vuelve a sentir”, se realizó el lanzamiento del Mes de la Solidaridad en la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

La actividad estuvo liderada por Monseñor Fernando Chomali, junto a los representantes de las instituciones que integran la Comunidad que impulsa este mes, tales como las Vicarías Social, de Pastoral Juvenil y de Educación; las Universidades Católica de la Santísima Concepción, San Sebastián y del Desarrollo; el Hogar de Cristo y Duoc UC. 

En el lanzamiento, el Arzobispo resaltó el legado extraordinario de servicio a los más pobres que dejó San Alberto Hurtado, algo que evidentemente debemos perpetuar. “Por eso es que se ha instalado en Chile el mes de la solidaridad, en el cual una serie de instituciones tanto de Iglesia como laicas, se suman a una serie de iniciativas tendientes a mostrar que hay más alegría en dar que en recibir, que podemos ser un país solidario y sobre todo que la pobreza no es la última palabra y si todos colaboramos la vamos a derrotar”. 

Respecto al llamado en este mes, Monseñor Chomali fue claro y precisó que “el llamado es que sean tremendamente generosos. Mientras haya una persona que sufra pobreza, miseria, tenemos que hacernos cargo de ello. Ese es un llamado a todos los chilenos, y quienes están iluminados por el don de la fe tienen que hacer mayor ese compromiso”. “Realmente resulta muy contradictorio que todavía haya personas que creen que son solidarias cuando dejan el vuelto en las farmacias o supermercados. Eso no puede ser, es un paliativo de urgencia porque como dijo el Papa Juan Pablo II en Chile, ‘los pobres no pueden esperar’. Junto con ser solidarios en la práctica tenemos que movilizarnos para generar políticas públicas de tal manera que en Chile haya mayor equidad en los ámbitos educacional, hospitalario, de la vivienda y de las oportunidades. También el trabajo de los pensadores, de los políticos, tiene que ver con la solidaridad en la medida que se empeñan por construir un mundo mejor”.

 

La autoridad eclesiástica subrayó que era bastante significativo que este día (del lanzamiento) se estuviera celebrando también la Pascua de Monseñor Antonio Moreno. “Yo quiero contar algo, que digo con conocimiento de causa: Monseñor Moreno no tenía nada, ni siquiera tuvo que hacer un testamento porque no tenía nada. Eso es un gran ejemplo de una vida entregada a la Iglesia, a los demás, hizo muchas obras la mayoría anónimas, fundó la Universidad Católica de la Santísima Concepción y nos condujo a nosotros en Concepción durante diecisiete años. Éste es un ejemplo muy hermoso en medio de una sociedad que cree, está convencida que aferrarse a los bienes materiales es lo que da seguridad”. 

La ceremonia de lanzamiento del Mes de la Solidaridad en Concepción finalizó con un signo, consistente en elegir una de las opciones del decálogo para este año, elección que las autoridades presentes plasmaron sobre una papeleta de votación que fue depositada en una urna.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Unidad de Comunicaciones

Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana