Bienvenida a alumnos y primera Eucaristía en CEIAMASS

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 abril, 2015

Dos hitos marcaron la semana en el Centro de Educación Integral de Adultos Monseñor Alfredo Silva Santiago, CEIAMASS, perteneciente a la Fundación Educacional La Asunción del Arzobispado de la Santísima Concepción.

Se trata de la bienvenida a los alumnos de primer y segundo nivel, realizada en dos actos los días lunes y martes, y una Eucaristía para el personal docente, administrativo y auxiliar presidida por el Vicario para la Educación padre Francisco Osorio.

En los actos de bienvenida intervino la rectora del CEIAMASS, Jacqueline Alarcón, quien expresó a los alumnos que “junto con saludares, les contamos que a contar de 2015 el CEIAMAASS forma parte de la Fundación La Asunción, del Arzobispado de la Santísima Concepción. Por supuesto, seguiremos manteniendo nuestro lema, “Ganarles el Corazón”, para después ser todos una sola familia, sumando los tres pilares comunes para los colegios de las fundaciones del Arzobispado: Educar, Evangelizar y Servir”.  Además, recordó el mensaje de Monseñor Chomali en la Eucaristía de inicio del año escolar de los Colegios de Iglesia, acerca de que los alumnos son un regalo para sus comunidades educativas y que están llamados a estudiar para cumplir sus desafíos. Al concluir el acto del día lunes, el alumno Chekar Riffo Melo interpretó dos boleros, y fue aplaudido por sus compañeros.

En la Eucaristía, el Vicario y presidente de las Fundaciones Educacionales saludó afectuosamente a cada uno de los miembros de la comunidad educativa, manifestando su confianza en el equipo directivo y el firme propósito de realizar un trabajo en conjunto. “Ustedes tienen la experiencia del ejercicio docente con alumnos que ya son adultos, algo que nosotros compartimos en Chiguayante a través del Centro de Educación Integral de Adultos padre Carlos Puentes, pensado más para gente trabajadora y en menor medida jóvenes que no tienen sus estudios completos”.

Asimismo, el sacerdote explicó la especial relevancia que tiene esta semana para los cristianos. “Hay dos acontecimientos que marcan la vida de todo cristiano: el nacimiento y la resurrección de Jesús. Por lo tanto la Iglesia está mirando el nacimiento o la resurrección. Previo a la resurrección estamos en el tiempo de cuaresma, que es de conversión, para dejar las cosas que me alejan de Dios y los hermanos. Después de la resurrección viene el tiempo de celebración, de pascua. Luego ponemos los ojos en el nacimiento, primero preparándonos con el adviento y luego celebrando navidad”. “Estar resucitado significa vida plena, por lo tanto tenemos que estar siempre alegres. El Papa dice que hay cristianos que tienen cara de vinagre y un cristiano que cree en la vida y en la resurrección debería tener una actitud de resurrección, de alegría, una vida de esperanza”. “Ustedes en todo el trabajo que hacen se encuentran que muchos alumnos vienen con signos de noche, por ejemplo, la ignorancia, lo que se contrarresta con el conocimiento entregado a través de la educación lo cual les lleva a ser mejores personas. A través de la cercanía uno tiene que sacar a los jóvenes de los signos de la muerte y llevarlos a los signos de la vida. Tenemos que ayudar a que todos nuestros alumnos resuciten, pasen de los signos de muerte a los signos de luz y sean mejores personas”.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana