Candidatos a alcaldes resaltaron gesto de la Iglesia para enaltecer valor de la Política

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 mayo, 2012

Un llamado a enaltecer el debate político, a la luz de las próximas elecciones municipales y a preocuparse especialmente de los jóvenes, hizo monseñor Fernando Chomali, en la mesa de diálogo con candidatos a alcaldes de las provincias de Concepción y Arauco.

La jornada se desarrolló en dependencias de la casa central de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, con una convocatoria cercana al 100% de los 36 candidatos a los municipios.

En su mensaje, Monseñor Chomali enfatizó sobre el valor de la  política. “En cierta forma, les dije a los candidatos a alcaldes, que  graba sobre ellos una gran responsabilidad, en virtud que es la comuna donde acontecen muchas cosas que tienen que ver  el bien común  de las personas (…) La Iglesia entiende que la política es “el arte mayor” (santo Tomás), ya que es ahí donde se dirigen las políticas que van a llevar al bien común. Vienen tiempos de elecciones, de manera que me pareció muy importante reunir  a un grupo de candidatos  para hacerles ver la responsabilidad  que tienen”, explicó.

“Les dije que antes que pertenecer a un partido u otro,  todos somos chilenos y lo que nos importa es el bien común y que somos capaces  de juntarnos a dialogar (…) La Iglesia tiene la vocación del dialogo y la comunión. Hemos tenido una reunión extraordinaria donde lo más notable ha sido el acuerdo en que estamos en muchas cosas, por ejemplo, sé que los presupuestos que llegan a las comunas  son bastante pobres y se planteó que se requiere un Estado más  potente en la educación, dado que hay una relación entre las comunas más pobres y los jóvenes que están más desprotegidos”.

Abordó, especialmente el concepto de la Ética como elemento fundamental en el trabajo público y así lo resalta la última  encuesta de Biobarómetro. “Chile es un país que ha crecido mucho económicamente, pero sin embargo, hay una inequidad, una mala distribución del ingreso que golpea a muchos. Nos damos cuenta que los grandes problemas del siglo XXI no son técnicos, sino también son éticos. Por lo tanto, tenemos que volar  con las alas de la  técnica, pero también tenemos que volar con las alas de la ética”.

Monseñor  no ocultó su preocupación por el nivel de descalificación que está alcanzando el debate político. “Lo que preocupa mucho es el gran desprestigio  que tienen los políticos y eso es grave, porque un país que tiene a los políticos desprestigiados, peligra mucho la  Democracia y cuando  peligra la democracia, peligra la paz. Por lo tanto, si puedo ayudar, como Iglesia, a resaltar el alto valor que tiene la política, lo haremos. Tenemos que  convencer que hay maneras de hacer las cosas, para que los jóvenes se interesen por la política, lo cual nos llevará a construir un país más sólido, democrático y más pacífico”, subrayó.

Finalmente, en su mensaje como pastor, Monseñor expresó a los aspirantes a alcaldes “la gran preocupación en Chile son los jóvenes. Hay que tener políticas para los jóvenes mucho más audaces; hay 700 mil jóvenes que no trabajan, no estudian, y hay un porcentaje importante de jóvenes que no tienen ninguna posibilidad  de ingresar a la educación superior y eso impide mucho la felicidad de ellos, la de sus familias y también impide el desarrollo del país. Les dije que  se preocupen de los jóvenes  con todo lo que lleva asociado, porque es la gran riqueza que tiene el país. Además, soy convencido que Dios, los carismas, las habilidades, las  destrezas las reparte por igual a todos, independiente del lugar donde se  viva y lo único que se necesitan son espacios para poder potenciarlos. Yo siempre digo que  en las comunas más pobres,  si hubiera un buen colegio  puede  surgir un premio Nóbel, puede surgir  un gran científico, un gran intelectual. Es la mirada que tengo”.

 

Los candidatos

Álvaro Ortiz (Concertación) candidato a alcalde de Concepción, reconoció la convocatoria de la Iglesia. “Es una buena idea, creo que siempre es necesario ser escuchado por nuestra Iglesia y escuchar lo que plantea la Iglesia. Nuestro proyecto político, social y cultural  en Concepción, lo hemos centrado en el ser humano, en las personas. Creo que necesitamos personas en el Municipio que sean consideradas no como un centro electoral, sino como personas capaces de aceptar una opinión distinta al otro; que vean al Municipio como una institución que acoge, que no discrimina, y buscar, en conjunto, la solución de los problemas. Nosotros queremos humanizar las obras a materializar”, dijo.

Emilio Armstrong (Alianza) candidato en Concepción valoró las mesas de diálogo que se han realizado en la Iglesia. “Hoy,  me parece que existe un punto de inflexión en la política. Creo que la demanda ciudadana es de mejor calidad, está más informada y más empoderada y, en ese sentido, los candidatos necesitan tener características no tradicionales, sino más bien enfatizar en la transparencia, la credibilidad, la honestidad, la ética”, precisó.

Sandra Ermann (Alianza) candidata en San Pedro de la Paz, una de las dos candidatas presentes en el encuentro, comentó que “a corto plazo vamos a ver a muchas mujeres en política, afortunadamente, porque el hombre, en la familia, ha cambiado en el apoyo que tienen que asumir en el hogar.  Como mujer queremos insertarnos en la sociedad, en el servicio público. Mi marido entiende la necesidad de que yo quiero estar al servicio de la sociedad, en la comuna de San Pedro de la Paz. Mucha gente me ve como un actor positivo, pluralista y las mujeres tenemos esa sensibilidad que los nuevos tiempos necesitan”.

Gastón Saavedra (Concertación), candidato en Talcahuano, coincidió en que “la política y la democracia son elementos consustanciales, ambos son necesarios. Uno tiene que definir cómo construye democracia y ésta  se construye a partir de las personas. Democracia y desarrollo es otro elemento también consustancial, son ingredientes para construir un territorio y, por lo tanto,  el llamado que ha hecho Monseñor creo que es oportuno y nos permite que se abra un camino al debate sobre cuáles son las transformaciones estructurales que el país necesita, en materia de desarrollo local. Es clave, porque creo que se agotó el modelo municipal chileno, pasar a gobiernos locales. Si no somos capaces de llegar a aquello y seguimos con administraciones, las decisiones en la localidad no serán tales,  no podemos seguir con sólo un 9% de inversión en la localidad cuando hay países que están llegando a un 68%. Son situaciones que tienen que cambiar necesariamente en el país para construir un país justo y equitativo”.

Más Iglesia Arquidiocesana