Certificación de Agentes de Pastoral Social en Parroquia San Juan Bautista de Hualqui

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 6 septiembre, 2013

Cerca de veinte agentes pastorales de la parroquia San Juan Bautista, en Hualqui, recibieron sus certificados luego de haber participado del Curso de Formación impartido en dicha comunidad por la Vicaría de Pastoral Social de la Arquidiócesis de Concepción.

El curso estuvo estructurado en cinco encuentros, donde se abordaron contenidos tales como “Persona de Jesús e Identidad del Agente de Pastoral Social, “Jesús opta por los pobres”, “Trabajar con los pobres: Sanados por amor”, “Principios de la Doctrina Social de la Iglesia y Criterios de Acción para la Pastoral Social”, “Conversión pastoral y misionera” y finalmente “Herramientas para el trabajo del Agente de Pastoral Social”.

El día de la ceremonia primero se celebró una Eucaristía, presidida por el párroco padre Reinaldo Méndez. Al concluir, se hizo entrega de los certificados a quienes aprobaron, considerando especialmente la asistencia a los talleres.

Una de las participantes, la señora Teresa Ruiz Azúa, destacó las ventajas de esta capacitación ya que se hace pastoral pero sin mucha formación. “Sé que esto es un compromiso que uno no hace con los hermanos sino con Dios, entonces es algo grande. Acá en Hualqui ha costado mucho echar a andar la pastoral social. Por eso, lo que más me gustó es que había gente interesada, ojalá que los que nos comprometimos cumplamos. En mi caso, casi siempre he trabajado con los adultos mayores, lo que hago con mucho cariño porque veo los ojos de Dios en cada una de las personas que atiendo”.

Por su parte, Eugenia San Martín comentó que el curso fue muy bueno. “Una vez el padre Pedro (anterior párroco) dijo que uno tenía que conocer a Dios y escucharlo porque Él siempre nos mostraba el camino, y en mi caso siento que siempre me mostró el camino de servicio al adulto mayor. Lo que más me gustó fue que los talleres nos ayudaron a descubrir nuestros valores y sacaron las cualidades que Dios entregó a cada uno de nosotros, nos hizo ver que somos capaces de ayudar a las personas a través de diferentes apostolados. Uno a veces piensa que no sirve tanto pero se equivoca, porque muchas personas están solas y necesitan compañía, una visita, una palabra de aliento. Siento que el curso fue un empujoncito para seguir en esto”.

Finalmente, el párroco padre Reinaldo Méndez señaló que “es un sueño que se ha cumplido, porque aquí en la parroquia faltaba una pastoral más orgánica, con hermanos nuestros que visitaran a los enfermos, se preocuparan del adulto mayor. Era un anhelo que se formara esta pastoral, lo que veo como obra del Espíritu Santo. Estoy muy contento como párroco porque son más brazos para ayudar en la parroquia. Todos estos hermanos van a ser las manos, los pies y el corazón de Cristo en Hualqui, que visitarán a los hermanos enfermos, postrados, a los que a veces no tienen qué comer”.

La actividad culminó con un compartir en los salones de la parroquia.

Larry Henríquez Bravo – Periodista, Unidad de Comunicaciones/Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana