Ciudadanía exige mayor transparencia a candidatos según encuesta en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 11 octubre, 2013

A la luz de los resultados de una nueva encuesta realizada por el Centro de Estudios Biobarómetro de la UCSC, el Arzobispado de Concepción convocó a una mesa de diálogo a un número importante de candidatos a senadores, diputados y a consejeros regionales. La jornada se realiza este sábado 12 de octubre, en la sala de exposiciones de la casa central de la UCSC.

“Es sabido que hay importantes elecciones y la Iglesia quiere colaborar, generando un diálogo constructivo con los candidatos, en una mesa de diálogo, que es una práctica habitual del Arzobispado. La idea es reflexionar sobre los grandes temas que inquietan al país”, manifestó monseñor Fernando Chomali.

Indicó que el Papa Francisco “nos da una muy buena luz cuando nos dice que la gran preocupación son los jóvenes y los adultos mayores. Pero además, la UCSC, a través del Biobarómetro ha hecho estudios sobre cuáles son las principales preocupaciones de las personas. La verdad es que no hay mayores novedades: la delincuencia, la atención en salud y la educación. El objetivo es preguntar a los candidatos de qué manera, en las responsabilidades que tengan, se hagan cargo de estos temas que están en el corazón de las personas”.

Reiteró que la Iglesia Católica cree profundamente en el diálogo como una forma de buscar la verdad y el bien común. “Además, hay otro tema. Se preguntó, en esta encuesta, y los resultados revelan que la mayoría espera transparencia, honradez, confiabilidad y que los candidatos conozcan bien los problemas de la gente. Por lo tanto, este es un llamado – así como el Papa nos pidió a los sacerdotes a tener olor a oveja – creo que el Papa les diría a los políticos “olor” a estar con las personas con problemas. La verdad es que una cosa es lo que uno escucha y otra es lo que uno ve. En la medida en que uno ve se involucra con las personas, puede que las políticas públicas surjan de eso. Es un servicio que la Iglesia presta a los candidatos para tener un diálogo fecundo”, afirmó.

Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, indicó que “la ciudadanía está cada vez más exigente respecto de los candidatos, en el sentido que les piden mayor transparencia y mayor confiabilidad. La Iglesia le tiene mucha fe a la razón humana y a la política como una forma eximia de generar el bien común. Evidentemente, el bien común en la región del Biobío está bastante amenazado. Podemos ver que hay empresas importantes de la zona están poco a poco disminuyendo el empleo, lo cual genera un nivel de tensión y la brecha entre los menos que tienen más y los más que tienen menos está creciendo. Estos son temas políticos que deben ser abordados con mucha responsabilidad y seriedad”.

Agregó que el Estado es un empresario indirecto, porque está llamado a generar políticas públicas que marcarán largamente la sociedad. “En mi opinión, las políticas públicas de hace varios años, en materia de educación, por ejemplo, están en deuda, como ocurre también en otros ámbitos. Desde la reforma universitaria se han creado más de 20 facultades de medicina y a pesar de eso, los pobres no tienen la medicina que corresponde; se han creado 25 escuelas de derecho y todavía hay pobres le cuesta encontrar apoyo jurídico…Es decir, falta generar políticas públicas de manera que el bien común se manifieste en todas las personas. Vemos que en la región la inequidad se muestra de manera alarmante y escandalosa”, comentó.

Resultados

Rodrigo Colarte directivo de Biobarómetro dio a conocer que los resultados de la encuesta señalan que las principales preocupaciones del gente son delincuencia con el 79,5%, atención en salud con el 64,5%, educación con el 54,7% y empleo con el 30,4%. En general, estos son los mismos temas que de manera sistemática son señalados como los más relevantes por la gente del Gran Concepción. Y es probable que tanto la delincuencia como la salud sean los prioritarios porque en este último tiempo estos dos temas han hecho noticia con robos de alto impacto mediático en Lonco y por la crisis del hospital regional.

El otro dato relevante recogido por la encuesta es que los principales atributos o características que a juicio de la gente deben tener los diputados y senadores son transparencia (58,8%), honradez (54,3%), conocimiento de problemas de la gente (30,7%) y confiabilidad, que cumpla lo que promete (31,3%). Nuevamente, la gente valora y pide a sus candidatos atributos de tipo moral por sobre características profesionales o capacidades políticas. Así por ejemplo, la capacidad de trabajo sólo es valorada con un 13,3%, la inteligencia y la formación con un 14,5% y un poco más arriba el liderazgo con el 23%.

Con respecto al conocimiento de la gente de los candidatos a diputados por los que debe votar en su distrito, el 66,5% señala no saber quiénes son. Tan sólo el 29,8% dice conocerlos. En el caso de los senadores la situación no es mejor. El 65,3% de las personas dice desconocer a los candidatos a la cámara alta. Tan sólo el 32,1% afirma que sabe quiénes son. Los datos son sin duda inquietantes, porque a unas pocas semanas de las elecciones presidenciales y parlamentarias, los dos tercios de la gente dice desconocer el nombre de los candidatos a diputados y senadores por los que debe optar el 17 de noviembre. De no corregirse esta situación en las próximas semanas es previsible una baja participación en este proceso eleccionario.

En lo relativo a la cantidad de veces que un diputado o senador debe ir a reelección, el 22,6% señala que ninguna, el 35,8% afirma que sólo una vez, mientras que el 27,7% sostiene que dos veces. Sólo el 8,1% señala que más de tres veces. Por tanto, la gente mayoritariamente estima como deseable limitar la cantidad de veces que un parlamentario puede ser reelecto en una o dos veces.

En materia de financiamiento de las campañas políticas, el 64,7% estima que el Estado no debe financiar ningún peso de las campañas de los diputados y senadores. El 23% cree que el Estado debe financiar menos del 50% de las campañas, el 3,5% que debe financiar más del 50% del gasto electoral, mientras que el 4,9% estima que el estado debe financiar toda la campaña. En suma, 6 de cada 10 personas cree que los senadores y diputados no deben recibir financiamiento estatal para sus campañas.

Con respecto al financiamiento privado de las campañas, el 38,6% señala que no debe existir, el 24,7% estima que debe ser menor al 50%, el 17,2% plantea que debe ser superior al 50%, mientras que el 11% piensa que este tipo de financiamiento debe cubrir el 100% de la campaña. En síntesis, la gente parece tener más tolerancia al financiamiento privado de las campañas al parlamento que al financiamiento del Estado.

En la encuesta también le preguntamos a la gente si votaría en las elecciones presidenciales. El 79,8% dijo que sí, mientras que sólo un 16% afirmó lo contrario. Las cuatro principales razones que dieron quienes dijeron que no votarían son que no creen en la política ni les interesa (40,2%), que nada cambiaría (16,1%), que no les gustan los candidatos (12,6%) y que no les gusta el sistema político ni económico (9,2%).

Con respecto a las autoridades y personalidades del acontecer regional que poseen más liderazgo, la gente destacó en primer lugar a los empresarios (47,9%), seguidos por los alcaldes (32,3%), senadores (29,1%), intendente (28,4%), sindicatos (27,9%), asociaciones gremiales (25,6%) y finalmente diputados (21,9%). Llama la atención que los empresarios marquen tan alto en materia de liderazgo, como así también que el intendente se ubique tan sólo en el cuarto lugar, después de los alcaldes y los senadores.

Por último, incluimos unas preguntas sobre el líder político y los resultados indican que el 91,9% está muy de acuerdo con que el líder político debe actuar priorizando el cumplimiento de la ley; el 64,% está muy de acuerdo en que el líder político siempre debe tener en cuenta los criterios de su partido a la hora de tomar decisiones; el 92,6% está muy de acuerdo en que el líder político debe anticiparse a los problemas; el 43,2% está de acuerdo con la afirmación que el líder político debe responder de sus acciones tan sólo ante el electorado, mientras que el 47% no está de acuerdo con esa afirmación. Por último, el 65,8% está muy de acuerdo con la afirmación de que a veces el líder político debe apoyar iniciativas que no sean populares. En suma, resulta destacable que para la gente es importante que los líderes políticos actúen en consecuencia con los principios que dicen sustentar y en conformidad con sus agrupaciones partidistas, y también valora que los líderes asuman posiciones que no siempre son las más populares.

Más Iglesia Arquidiocesana