Colegios de Iglesia de Concepción pidieron por un buen año escolar

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 27 marzo, 2015

Los Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción se congregaron en el templo catedral para pedir a Dios por un buen año escolar 2015, en una Eucaristía presidida por Monseñor Fernando Chomali y concelebrada por el Vicario Episcopal para la Educación, sacerdote Francisco Osorio.

En la celebraron estuvieron presentes también numerosos presbíteros y religiosos asesores espirituales de distintas comunidades educativas.

 El Arzobispo entregó un cálido y cercano mensaje a los alumnos. En su homilía, comenzó indicando que “lo primero que quisiera decirles es el pensamiento que tuve cuando llegaba a la catedral y los veía a cada uno, y pensaba qué regalo más grande son para vuestras familias, sus colegios y la Iglesia. Ustedes son un gran don que nosotros valoramos. Dicho de otra forma, si alguien me dijera “demuéstrame que Dios existe”, yo le diría “ven a esta misa”, te vas a encontrar con jóvenes llenos de entusiasmo, con ganas de estudiar, entrar a la universidad, trabajar, muchos querrán casarse, otros estarán pensando en una vocación sacerdotal o religiosa, jóvenes que quieren hacer historia en la sociedad, que no quieren ser meros espectadores sino protagonistas”.

 En relación a las lecturas del día, Monseñor Chomali manifestó que “Dios no nos abandona, está con nosotros y no tenemos nada que temer. Es muy importante caminar en la vida sabiendo que nada nos va a separar de su amor”. “Dios nos conoce en lo más profundo de nuestro ser, y conoce nuestro corazón. ¡Qué maravilla saber que hay alguien que nos conoce realmente, que nos quiere como somos y que nunca nos va a abandonar! Ésa es la experiencia del cristiano, tenemos problemas como todos, pero sabemos que hay alguien, Jesucristo, que no nos abandona nunca”.

 

Finalmente, el Pastor tuvo palabras para indicar cómo reconocer un colegio católico. “Un colegio, y exijan eso, será católico en la medida que tenga el corazón puesto en la búsqueda de la verdad y también en la realidad, para transformarla, para convertir el mal en bien, la injusticia en justicia, la mentira en verdad, el odio en paz, tarea de ustedes que comienza ahora, en la manera como estudian, se relacionan con los demás y les interesa el mundo”.

 

En la última parte de la Eucaristía, el Vicario para la Educación explicó el signo que durante 2015, a propósito del Año de la Vida Consagrada, recorrerá cada uno de los Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis. Se trata de un tallado en madera con la imagen de la Catedral de Concepción y los rostros de Santa Teresa de Los Andes y San Alberto Hurtado. La idea es que mientras el signo permanezca en un colegio, cada alumno rece al menos un denario por las vocaciones a la vida consagrada, pintando en una tarjeta las respectivas cuentas, y luego depositándola a los pies de la imagen.

 Concluida la Santa Misa y como ya es tradición, algunas delegaciones se tomaron fotografías en el frontis de la catedral, mientras otros alumnos cantaron e hicieron dinámicas.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

 

Más Iglesia Arquidiocesana