Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis analizaron traspaso a la gratuidad

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 13 agosto, 2015

Los Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción se reunieron para analizar la tramitación legal necesaria para el traspaso de los establecimientos al sistema de gratuidad, contemplado en la ley de inclusión 20.845.

El encuentro, organizado por la Vicaría para la Educación, se efectuó en dependencias del Arzobispado y contó con la participación de los rectores de los colegios, y las exposiciones de Rodrigo Manríquez, de la Unidad Nacional de Apoyo al Sostenedor del Ministerio de Educación, y de José Vargas y Óscar Hofmann, de la misma repartición pública en la región del Bio – Bio.

Según expresó el Vicario para la Educación padre Francisco Osorio, “lo que hicimos fue motivar a aquellos colegios que están en condiciones de pasar a la gratuidad en 2016. Hubo una conversación general y también caso a caso, dando a conocer los montos de las subvenciones tanto SEP como aporte a la gratuidad. También está la posibilidad de que cada colegio se reúna con esta unidad de apoyo al sostenedor que tiene el Ministerio de Educación, para plantear sus dudas específicas de tal modo que con todos los datos en la mano pueda analizar si es prudente o no dar el salto a la gratuidad el 2016 o bien más adelante”.

En la reunión hubo exposiciones generales, y luego se hicieron tres grupos. El primero integrado por los colegios que son gratuitos, el segundo por los que tienen financiamiento compartido inferior a 30 mil pesos, y el tercero para aquellos cuyo  financiamiento compartido es superior a los 30 mil pesos. Estas tres realidades, totalmente distintas, analizaron cuándo es mejor dar el paso a la gratuidad.

En general, los establecimientos educacionales manifestaron las mismas inquietudes, relacionadas con el conocimiento exacto de las leyes de la reforma educacional, que son muy complejas. Por su parte, los expositores explicaron que la ley de inclusión ofrece todo un sistema de gradualidad de incorporación que, por ejemplo, permite a los sostenedores mantenerse sin modificaciones y analizar en qué momento es mejor el traspaso a la gratuidad.

Entre otros aspectos, se abordó el proceso de selección o admisión de los alumnos, que será de manera gradual comenzando por las regiones de menor población, lo que permitirá un proceso de conocimiento, ajuste y corrección de aquellas deficiencias que se puedan observar. Además, se indicó que los proyectos educativos institucionales y los programas de mejoramiento quedarán resguardados, en el sentido que los colegios seguirán siendo dueños de sus proyectos educativos.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría Episcopal para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana