Colegios de Iglesia iniciaron el Mes de María peregrinando al Cerro La Virgen en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 10 noviembre, 2014

Alumnos y alumnas de los Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción iniciaron el Mes de María, peregrinando desde la plaza don Bosco hasta el Cerro La Virgen, donde se celebró la Eucaristía presidida por el Arzobispo Monseñor Fernando Chomali junto al Vicario para la Educación Pbro. Francisco Osorio y a otros sacerdotes y diáconos.

La actividad se inició a las nueve y media de la mañana en la plaza don Bosco, donde se congregaron las distintas delegaciones de los colegios, Allí, luego de unos minutos cantando y bailando, los estudiantes comenzaron el camino en grupos de tres o cuatro colegios. En el trayecto hubo tres estaciones. La primera estuvo a cargo del Instituto de Humanidades de Chiguayante, que representó la anunciación del ángel a María. La segunda fue organizada por el colegio del Sagrado Corazón, que mostró a la Virgen María como guía y modelo de servicio. Por último la tercera fue responsabilidad de Liceo La Asunción de Talcahuano, y motivó a los peregrinos a rezar por la misión en los cinco continentes. 

El su homilía, el arzobispo dijo a los niños y jóvenes que en primer lugar, para Dios nada es imposible. Luego, les invitó a dar gracias a Dios porque hemos sido favorecidos por Él, “pero mucho más allá de regalarnos cosas maravillosas, hay algo que debemos apreciar mucho, que es la fe en el hijo de Dios que dio la vida por nosotros pues nos ama infinitamente”.

Monseñor Chomali también señaló que “es maravilloso creer en la Virgen María, primero porque ella nos conduce a Jesús, y en segundo lugar es un modelo para vivir como ella vivió. Es una mujer que tiene muchas virtudes, primero está confiada en Dios que muestra caminos nuevos, luego, su humildad que nos ayuda a preguntarnos qué quiere Dios para nosotros. Y la otra característica de María es el servicio, que quisiera estuviese grabada a fuego en nuestra vida. Ser profesionales, sindicalistas, profesores, siempre para servir”.

El último mensaje del Pastor a los alumnos y alumnas fue muy motivador. “Todo es posible cuando se piensa en grande, que Dios tiene preparado un camino maravilloso para nosotros. Ahí está el gran regalo de la Virgen María, que a pesar de su debilidad dijo que sí. Tómense la vida en serio, háganse cargo del mundo”.

Al concluir la Eucaristía se realizó el traspaso de la imagen de la Virgen Peregrina Sinodal, del Instituto de Humanidades de Concepción al Colegio Inmaculada Concepción. Antes de regresar a sus establecimientos, los jóvenes compartieron un refrigerio e hicieron juegos en la explanada del cerro.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana