Comunicado de Un Techo para Chile

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 25 marzo, 2012

Junto con agradecer profundamente las palabras de apoyo de diferentes actores de la sociedad luego del accidente que tuvo lugar la tarde de ayer donde fallecieron 6 de nuestros voluntarios, informamos a los medios de comunicación, voluntarios, amigos, pobladores y la comunidad en general que ha mostrado especial preocupación por lo sucedido, lo siguiente:

 La oficina regional de Concepción estará abierta desde las 9:00 de la mañana para recibir a voluntarios, familiares y amigos de los 6 voluntarios fallecidos.

 A las 11:00 de la mañana Cristián del Campo SJ, Capellán de Un Techo Para Chile, informará oficialmente lo sucedido en el accidente.

 CONCEPCIÓN- A las 12:30 se iniciará  la misa de responso en el Colegio de los Sagrados Corazones de Concepción, ubicado en Avenida Colón 8956, Hualpén, Talcahuano.

 Javier Zulueta, director ejecutivo de Un Techo para Chile y Un Techo Para mi País, Alexander Kliwadenko, director social Un Techo para Chile, Nicolás Morovic, director regional Un Techo para Chile e Iván Navarro SJ, estarán presentes en la misa.

 SANTIAGO- A las 17:00 se realizará una misa de responso en el colegio San Ignacio El Bosque ubicado en Avenida Pocuro 2801, Providencia.

 TEMUCO – A las 17:00 hrs se realizará una misa de responso en la iglesia San Francisco de Asís, ubicada en Manuel Montt 39, esquina Prieto Norte.

Carta de Cristián Del Campo SJ., Capellán Un Techo para Chile

Estimados (as):

   Dos noticias enlutan a nuestro país en este día; mientras aún se buscaban los rastros del avión ambulancia extraviado en Aysén, han fallecido seis jóvenes voluntarios de Un Techo para Chile en la Provincia de Arauco. El accidente se produjo mientras viajaban a visitar el campamento 21 de mayo ubicado en Los Álamos, donde habían trabajado durante este verano.

   Como institución y como país, estamos profundamente impactados y dolidos. La partida de estos jóvenes significa una pérdida invaluable para sus familias, amigos, para Un Techo y, sin duda, para todo el país. El trabajo que ellos realizaban junto al resto de los voluntarios es de una nobleza inmedible, por cuanto entregaban su tiempo para luchar por construir un Chile más justo. Este esfuerzo que a veces parece irracional, sólo se comprende al entender que detrás de esta renuncia hay un profundo compromiso por transformar el escenario de desigualdad de nuestro país. En este sentido, no nos queda sino agradecer el testimonio que estos seis jóvenes nos entregaron con sus vidas.

   Como país no somos ajenos a este tipo de experiencias. La historia reciente nos ha recordado nuestra fragilidad una y otra vez. Este nuevo accidente es otro momento de profunda tristeza e impotencia. Pero como chilenos hemos aprendido que todo dolor esconde una lección que no podemos dejar pasar. Así lo hicimos al levantarnos con fuerza después del terremoto del 2010, donde fueron precisamente los jóvenes los que llevaron la delantera de generosidad y entrega en aquella ocasión. Podemos superar nuestros egoísmos e indiferencias si nos unimos y nos jugamos por los que siguen excluidos. Creo firmemente que podemos y debemos retomar ese camino. Nuestros mejores ejemplos serán los seis voluntarios que hoy despedimos.

   Agradecemos todas las muestras de apoyo recibidas. Cada una de ellas nos ayuda a tomar fuerzas para mirar el futuro con esperanza y jamás dejar de lado nuestras convicciones. Así como Jesucristo, quien vivió y murió con los más pobres, hoy Juan Pablo, Francisca, Laura, Constanza, Antonio y Jorge siguen su camino, dejándonos un legado de amor y de entrega total por el prójimo. En momentos de profundo desconcierto, no queda más que aprender del tremendo ejemplo de humildad y gratuidad que nos dejan. Nuestras oraciones están con sus familias y amigos.

Cristián del Campo, SJ

                                             Capellán Un Techo para Chile 

Más Iglesia Arquidiocesana