Comunidad recibió a su nuevo párroco en San Francisco de Asís

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 febrero, 2015

Con aplausos, la comunidad de la parroquia San Francisco de Asís, en el sector de Lorenzo Arenas, en Concepción, acogió con alegría al padre Fernando Candia Hernández, ofm, como nuevo pastor, sucediendo al padre Juan Nahuelanca.

La celebración fue presidida por monseñor Fernando Chomali, quien agradeció al padre Fernando su misión en la arquidiócesis y pidió a la comunidad a trabajar con entusiasmo y a orar por él. “En primer lugar, agradecer a Dios, por la oportunidad que el Señor me regala de presentar al nuevo párroco. El padre Fernando es un sacerdote que lleva 32 años de ministerio. Es evidente que el pastor es el que acompaña, el que alimenta, el que anima a la comunidad y el pastor, al igual que nosotros, es oveja y necesitamos de la comunidad. No vean al padre Fernando como un jefe, sino como a un hermano que camina junto a todos para ir al encuentro del Señor”.

Durante la celebración de la Eucaristía, el nuevo párroco cumplió con el ritual de instalación, haciendo su profesión de fe y recibiendo todas las facultades que señala el decreto de nombramiento. Al término de la Misa, el padre Fernando recordó que inició su ministerio sacerdotal en Valparaíso y a lo largo de estos 32 años de misión se ha convertido, como él señala sonriente, en un “pate perro”, porque ha servido en La Serena, Santiago, Limache, Angol y en Castro. “En Castro fueron tres años de una hermosa experiencia, porque me tocó trabajar en una parroquia central, que es como el ícono de la ciudad y, además, tuve que atender pastoralmente a las comunidades de dos islas de Chiloé”, comentó.

Asumir la parroquia de Lorenzo Arenas, en Concepción, es un nuevo desafío para él, porque es primera vez que llega a esta zona. “Esta es una parroquia poblacional con muchos desafíos, porque hay mucha gente mayor, pero también muchos jóvenes y eso es un enorme desafío para animarlos, para que de verdad se den cuenta que es una Iglesia viva, como nos dice el Papa Francisco. Tenemos que seguir misionando, porque la misión es permanente, especialmente en aquellos lugares que más lo necesitan y motivar a los laicos a que sean misioneros de verdad”, añadió.

Finalmente, sostuvo que una preocupación especial serán los jóvenes, dirigiéndoles, desde ya, un mensaje: “A Jesús hay que seguirlo; sé que hoy los jóvenes se ven enfrentados a muchas doctrinas  que aparecen muy atrayentes, pero uno solo es el camino y a los jóvenes les digo que vengan y vean. Que la Iglesia ha pasado por problemas, es cierto, pero Jesús es más que eso. Él nos invita a servir a los hermanos y yo les pido a los jóvenes que me exijan que les muestre a Jesucristo”, subrayó.

 

Más Iglesia Arquidiocesana