Comunidad Santa Clara cerró Puerta Santa

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 22 noviembre, 2016

Posterior a la procesión de las comunidades de la Parroquia «Santa Cecilia» de Talcahuano, en la capilla de la Comunidad «Santa Clara, el 20 de noviembre, se celebró una eucaristía, presidida por el párroco padre Carlos Neira, para realizar el rito de cierre de la puerta santa, en la clausura del Año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco.

El celebrante, al iniciar su mensaje, se refirió  al perdón y la misericordia, aclarando que “el perdón que  se recibe  es un perdón que se ha de dar,   porque la  misericordia  que se recibe  es una misericordia  que se ha de compartir”.

Agregó que la palabra de Dios que se recibe  cada  domingo en  nuestros  templos  es para salir y  “desparramarla”  en el mundo  y eso se hace porque Jesús lo hizo y enseñó y con hechos concretos. “Aquí estoy en la cruz…por ti, por tu hermano, por tu prójimo y también por el  que te cae mal, por  el que odia o rechaza. Eso es la misericordia…es vivir  la alegría de la fe, la fe   en   medio de los conflictos y  contradicciones de la  vida propia y la vida de los hermanos”.

Continuó su mensaje, diciendo “vamos  a cerrar la Puerta Santa; la vamos  a cerrar no  para que no salga más la Misericordia de Dios  y preguntó ¿saben para qué? Se  cierra la puerta santa para que la misericordia de Dios,  que está en nuestras  manos, no se la devolvamos a Él,  para que en la alegría de la  fe  seamos   capaces de  mirarnos con  cariño, con  preocupación, con alegría"

Dijo además que el gozo  de nuestra fe es la alegría que  nace  de la cruz…  puntualizando que “contradicción tan grande. La alegría del discípulo nace  de la cruz, porque  allí el Señor  nos mostró cuánto nos ama, cuánto nos quiere. Cuando  busca nuestra mirada no  es para  acusarnos, no  para descalificarnos, sino para amarnos”. Y citando el momento en que Jesús le grita a Jerusalén, dijo:”Jerusalén, Jerusalén ¡cuántas veces  quise abrazarte y  tenerte entre mis brazos como la  gallina abraza  a sus polluelos..!  Hemos sido abrazados por el Señor…  y nadie  nos  va a  quitar  ese gozo El Señor  se  fijó en nosotros, nos eligió  Llevamos  en nuestra  la frente la marca de  la elección Y eso lo  compartimos  con nuestros hermanos y hermanas celebramos.  Y eso es lo que celebramos hoy."

 Finalmente  invitó a pedir al Señor a que  nos ayude  a seguir caminando, a  seguir  compasivamente  poniendo la mano sobre la cabeza unos a  otros, para caminar  con alegría, con  esperanza.. Para  caminar y ojalá correr  detrás de Jesús…

Más Iglesia Arquidiocesana