Con 25 alumnos partió primera versión del Diplomado en Estudios Bíblicos de la UCSC

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 29 abril, 2013

La primera versión del Diplomado en Estudios Bíblicos, impartido por la Universidad Católica de la Santísima Concepción a través de la Unidad de Estudios Bíblicos de su Instituto de Teología, comenzó el pasado miércoles 24 de abril con la asistencia de 25 alumnos.

Luego de veinticinco años de formación permanente a través del Diplomado en Estudios Teológicos, y recogiendo la inquietud de los laicos de la Arquidiócesis de Concepción, se creó este nuevo programa que permitirá a los estudiantes una profundización del conocimiento teológico adquirido hasta la fecha.

El director del Instituto de Teología, Dr. Juan Carlos Inostroza, expresó su alegría por el inicio del diplomado. “Inaugurar este programa de estudios es un gran sentir de nuestra Unidad de Estudios Bíblicos, y creemos que va a hacer mucho bien. Ciertamente la Sagrada Escritura es el alma de la teología y de la espiritualidad cristiana en muchos aspectos, por lo tanto sabemos que hay interés por profundizar en ella”. “Estamos muy contentos, esperamos que ustedes sigan hasta el final con mucho entusiasmo y buenas notas. Comienzan con un gran desafío cursando la asignatura del profesor Bravo, yo los recibiré al final, espero que lleguen los 25 alumnos hasta ese nivel. Ustedes conocen el plan de estudios, y sin duda ya vislumbran cosas interesantes. Bienvenidos, espero que saquen provecho del acompañamiento de los profesores”.

Por su parte, el coordinador del diplomado Dr. Arturo Bravo, destacó que esta iniciativa “es motivo de sano orgullo para nosotros, que conformamos la Unidad de Estudios Bíblicos del Instituto de Teología, que además tiene una particularidad: en Chile, según nuestro conocimiento, la Universidad Católica de la Santísima Concepción es la única que tiene tres especialistas en biblia con jornada completa, lo que facilitó la preparación del diplomado con la colaboración del profesor Dr. Patricio Merino, que ayudó en algunos aspectos técnicos. Tenemos muchas expectativas de que pueda ser un programa de profundización para madurar aún más el aprendizaje adquirido con anterioridad”.

Acerca de las motivaciones para cursar el Diplomado en Estudios Bíblicos, el alumno Arturo Rodríguez Quintana, de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Concepción, manifestó que “la base que uno tiene es el Diplomado en Estudios Teológicos, y una vez que se conoce al Señor hay que dar testimonio, con una continuidad en el discipulado, la misión y profundizando en la Sagrada Escritura, donde algunos católicos estamos en deuda. Conocer al Señor en su palabra es lo que a mí y a muchos de los que estamos acá nos motiva, seguir aprendiendo de Él y de la Biblia”. Por su parte, Carmen Alarcón Vega, de la parroquia Familia de Nazaret de Lagunillas, indicó que “me motiva desde lo más profundo mi amor por Jesucristo. He tenido muchas experiencias cercanas a Él a lo largo de mi vida, sé de su misericordia y de su amor, he sufrido y reído bajo su amparo. Por más de 10 años hice catequesis familiar y de niños, y confío plenamente en Dios y en la vida eterna, así es que hago todo lo que contribuya para que algún día alcance esa gracia”.

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Instituto de Teología UCSC

Más Iglesia Arquidiocesana