Con hermosos gestos celebraron a la Virgen del Carmen en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 octubre, 2012

Con gestos especiales, los jóvenes y las FF. AA. y Carabineros manifestaron su gran devoción a la Virgen, durante la tradicional procesión de la Virgen del Carmen, en Concepción.

Hermosamente adornada sobre un móvil tirado y escoltado por varios caballeros de la Cofradía carmelitana, salió desde la parroquia San Agustín, en esta ciudad. Afuera esperaban familias, jóvenes, estudiantes y gran número de devotos que, al verla aparecer, levantaron sus pañuelos blancos para saludarla. Los párrocos y sacerdotes del Decanato Concepción, presididos por el decano, Pbro. Héctor Osorio, se hicieron presentes con numerosos fieles.

La procesión se inició en el frontis del templo y avanzó por calle Cochrane, Tucapel y O´Higgins hasta llegar a la catedral. En el trayecto, los jóvenes y apoderados del Colegio San Agustín levantaron un altar especial para rendir homenaje y más adelante, los distintos grupos de la Vicaría de Pastoral Juvenil, con el vicario a la cabeza, Pbro. Pablo Leiva, hicieron un hermoso gesto, conformando un rosario humano y al mismo tiempo, asumiendo el compromiso de rezar el rosario, invitando además a todos los presentes, a quienes entregaron tarjetas con oraciones.

A su llegada a la catedral, la imagen del Virgen recibió los honores de las delegaciones del Ejército, Armada y Carabineros, en tanto, centenares de personas la recibieron con aplausos y pañuelos blancos.

El vicario general de la Arquidiócesis, padre José Cartes, presidió la eucaristía y en su homilía hizo un relato de la historia de la Virgen del Carmen desde el Monte Carmelo en Israel hasta la fuerte devoción que surgió desde el Siglo XI, en Chile. “Virgen María es una sola, la Madre  de Jesús y se ha aparecido a los hombres en distintos momentos de la historia, tomando las vestimentas y rasgos de la comunidad a la cual se dirige. Es por ello que se le conoce por distintos nombres o advocaciones, siendo una de ellas la Virgen del Carmen, quien toma su nombre de El Carmelo (que significa jardín) o Monte Carmelo, emplazado en la costa mediterránea de Israel”, manifestó.

El Vicario añadió que “la Iglesia nos enseña que la Virgen María es, después de Cristo, el lugar más alto y el más cercano a nosotros, pues  ella, por la gracia de Dios, después de su Hijo fue exaltada sobre todos los ángeles y los hombres; redimida de un modo eminente, en previsión de los méritos de su Hijo”, añadió.

Dijo que los cristianos siempre hemos  a la Virgen María como amparo y refugio de los pecadores,“adonde acudimos a protegernos en momentos de mayor tentación o grandes dificultades”.

Recalcó que en Chile, la Virgen del Carmen es invocada como reina y madre de Chile, patrona y generala de las FF. AA. y de Orden, “título que es fruto del reconocimiento  especial de la protección de la madre de Dios a lo largo de nuestra historia”.

En su reflexión, el Padre Cartes recordó que en 1595, los Padres Agustinos llegaron a Concepción e introdujeron la devoción a la Virgen del Carmen, fundándose la primera cofradía en 1648 y el fervor religioso se extendió rápidamente. Cada 16 de julio  la imagen era sacada en procesión. “Esta es la historia que atesoramos en nuestro corazón y hoy  tenemos que  continuar escribiendo esta historia, haciéndola realidad en todos los ambientes de la patria.  Pero tenemos que responder al amor de Dios, siguiendo sus huellas y vivir con fidelidad total”, concluyó.

Más Iglesia Arquidiocesana