Con masiva asamblea eclesial Iglesia de Concepción avanza en el VII Sínodo diocesano

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 19 octubre, 2013

Con una significativa presencia de agentes pastorales laicos, sacerdotes y religiosas, se reunió, este sábado 19 de octubre, la primera asamblea eclesial diocesana, en torno al VII Sínodo de la Arquidiócesis de Concepción.

La jornada, que se desarrolló bajo el lema “450 años evangelizando y sirviendo”,  en dependencias del Colegio San Pedro Nolasco, reunió aproximadamente a 500 personas y fue presidida por monseñor Fernando Chomali, quien al inicio del encuentro entregó un mensaje orientador a la asamblea. Al concluir, valoró la asamblea, señalando que es “muy positiva la riqueza que hay en la Iglesia de Concepción, constituida por las comunidades, por las parroquias, los colegios y la universidad, como un esfuerzo de aunar criterios en torno a lo que nos convoca, que es evangelizar y servir a los demás. Cómo todos los carismas se van configurando en torno a la misión es algo que me llena de alegría y de esperanza”.

Agregó que “nuestra tarea es evangelizar; nuestra tarea es mostrar el rostro de Jesucristo  y promover la dignidad de la persona humana en todos los ámbitos, de la vida, familiar, el trabajo y sobre todo un gran ambiente de comunión para que se vea que somos un solo cuerpo en torno al Señor”.

Monseñor expuso que “el Sínodo es un camino de reflexión para saber cómo acompañar al pueblo de Dios, que está sometido a muchas solicitaciones de todos lados y que la verdad es no siempre encuentra un rumbo. La sociedad occidental ha perdido el rumbo, está muy centrada en el individuo y ha perdido la dimensión social y comunitaria que tiene la vida. Y creo que la Iglesia puede ayudar a recuperar eso”.

En este contexto, el vicario de la Pastoral, Pbro. Mauricio Aguayo, resaltó el entusiasmo de las personas convocadas. Dijo que se ha notado un gran entusiasmo, porque saben que colaboran con la Iglesia y, en particular ahora, con la conciencia más iluminada con esta experiencia sinodal. El mensaje de monseñor Chomali ha sido muy motivador, para que decir que es nuestra responsabilidad  y que hay cosas que trabajar y resolver .Nuestro Señor está iluminando nuestro caminar  y en ese espíritu queremos hacerlo juntos. Es lo que más insistió que debemos que alejarnos de los personalismos y trabajar como Iglesia”.

El padre Mauricio reconoció que “el camino del Sínodo es muy lento, porque tenemos que generar el espacio para acoger al Espíritu Santo y eso no es algo automático y no está establecido por un rito mágico, sino que es un tiempo de encuentro de empezar a dialogar  y a conocernos y necesita un período de decantación”.

Sin embargo, manifestó estar “muy contento y, al mismo tiempo, esperanzado que esto produzca un gran fruto, aunque el camino para comenzar resulta más lento. En la medida en que hemos ido avanzando en los meses, uno va descubrir algunos elementos y líneas y es evidente que esto no se va a notar tan pronto en la Iglesia. El próximo año tendremos más tiempo para profundizar en este camino sinodal”

En el programa de la asamblea, el padre Jorge Delpiano, expuso uno de los temas de reflexión. Al término de su exposición subrayó que su reflexión apuntó a “la marcha del Sínodo Diocesano, ya que caemos en la cuenta de que el Señor actúa en su Iglesia permanentemente. Nosotros, en los momentos de crisis pensamos que el Señor se olvidó de nosotros y que quedamos solos. Eso no es efectivo. El Señor siempre está dando señales y tenemos que habituarnos hacernos sensibles a percibir esa señal. Mi reflexión pretendía reflejar lo que el Señor nos ha manifestado, lo evidente que vemos en los medios y en los documentos del Papa, que es lo que le está diciendo a su Iglesia. Hagamos eso y superaremos la crisis”.

La asamblea, que contempló diálogos grupales, concluyó con la mesa redonda “Soñemos”, la celebración de una eucaristía y una síntesis del trabajo.

Más Iglesia Arquidiocesana