Con un emotivo acto se celebró primer año de Lavandería 21

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 5 septiembre, 2015

“Este un proyecto que logra autofinanciarse gracias al trabajo de 16 jóvenes con síndrome de Down”, dijo en emocionadas palabras monseñor Fernando Chomali, en la ceremonia del primer año de Lavandería 21, en Concepción.

En el marco del aniversario, celebrado en el recinto de la Vega Monumental, se inauguró una nueva sucursal de la lavandería, con presencia de autoridades regionales encabezadas por el Intendente Regional Rodrigo Díaz Wörner; el Seremi de Desarrollo Social, Patricio Torres; el Acalde de Concepción, Álvaro Ortiz, y representantes de diversas instituciones y organizaciones.  La nueva sucursal se encuentra en calle Penco, Local 131, del centro comercial, donde se recibe  y entrega la ropa de más clientes. 

 El 6 de septiembre de 2014 el Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali inauguró el proyecto Lavandería Industrial 21, lleno de anhelos y sueños para que 11 jóvenes con síndrome de Down pudieran integrarse a la vida laboral. El objetivo se ha  cumplido, ya que el promedio diario de lavado de 500 kilos de ropa, ha permitido autofinanciar esta emprendedora iniciativa.

 Monseñor Fernando aseguró que “estos jóvenes son tremendamente capaces; de hecho en esta lavandería trabajan 16 personas con síndrome de Down, y solo tres que no lo tienen, es un proyecto que logra autofinanciarse gracias a ellos”, subrayó, agregando que “los clientes de esta lavandería son muy exigentes y nunca han tenido un problema”. 

 Afirmó, que con este ejemplo, “queremos decir que en Chile todos tienen cabida cuando hay un Chile solidario. Nosotros hemos creído y hemos encontrado a personas solidarias que han apoyado este proyecto, y esperamos que esto también se replique en otros lugares”.

 Maite Otondo, miembro del Directorio de Lavandería 21 y Jefa de Carrera de Educación Diferencial UCSC, indicó que esperan llegar a 20 jóvenes trabajando y que además se busca incorporar, este año,  a algunos de estos jóvenes a otras empresas. “Tenemos 4 empresas que están esperando que ellos lleguen, por lo tanto, han avanzado demasiado,  vamos a ir probando de a poco y la idea es que todos ellos puedan ir a trabajar a una empresa ordinaria y que el trabajo que aprendieron acá, lo puedan incorporar en el trabajo que tenga esa empresa”, indicó.

 El Intendente Rodrigo Díaz se mostró emocionado con los avances de este proyecto. “Me da alegría cuando veo que muchos empresarios encuentran el vínculo para poder hacer efectivamente responsabilidad social, vinculándose a la vida de estos jóvenes. Es ahí en el cual el empresario puede ofrecer su corazón”. La autoridad dirigiéndose a los jóvenes, les manifestó: “Es muy bueno que ustedes reciban su sueldo a fin de mes por su trabajo, y que lo hagan como Dios manda, haciendo las cosas bien. Es precisamente lo que tenemos que hacer todos, en todo lugar donde estemos, de ser honestos, trabajadores, buenas personas, y nos tiene que doler lo que le pase al prójimo. Yo agradezco profundamente a cada uno de ustedes por su trabajo; me llena el corazón de  orgullo y está lleno de oportunidades el mundo para que podamos hacer más cosas”, comentó.

 Guisela Pérez, madre de Paula Crúa, quien con 22 años de edad hoy trabaja en la Lavandería 21, expresó su hija nunca había trabajado. “Hoy estamos llenos de alegría. Esto es un sueño hecho realidad para nosotros, por todo lo que nos ha costado. Tras la integración educacional, se vislumbraba muy poca posibilidad de trabajar”, enfatizó.

 Fernanda Torres, encargada de la nueva sucursal en la Vega Monumental, dijo  llevan un mes de funcionamiento y que al principio se dedicó a informar y contarle a los locatarios de la nueva sucursal de la Lavandería 21, para lo cual se ofrece un descuento del 10%. “Después empezamos a hacer difusión por redes sociales y, ahora, que estoy con el Pato (Patricio Cartes, joven con síndrome de Down), la gente pasa a saludarnos”, confidenció Fernanda, añadiendo que en las primeras semanas se recibieron diariamente, entre 1 y 3 plumones, pero ahora, con la presencia de Patricio, se reciben alrededor de 10 plumones.

 Patricio, en tanto, comentó sentirse muy feliz con su trabajo en la lavandería. “Me gusta lavar la ropa, planchar la ropa y doblar la ropa”, indicó con mucho entusiasmo.

 La celebración aniversario culminó con la presentación de los tunos de la Universidad San Sebastián, quienes acompañaron a los jóvenes en un recorrido por los pasillos de la Vega, a promocionar la lavandería e informar de la nueva sucursal, además de obsequiar al público un impreso con amplia información de su empresa.

 

Más Iglesia Arquidiocesana