Con una Misa ex textiles de Tomé celebraron aniversario

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 27 julio, 2018

Con la celebración de una eucaristía, la Corporación de ex Trabajadores Textiles FIAP de Tomé festejaron el cuarto año de su organización. La Misa fue presidida por nuestro arzobispo, monseñor Fernando Chomali, en la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria y concelebrada por su párroco, padre Germán Hermosilla. En la oportunidad, se celebró también un nuevo aniversario de las Damas de Rojo de la comuna.

Asistieron a la celebración eucarística, autoridades de la zona, parlamentarios y miembros de la corporación y ex trabajadores y familiares de la ex industria FIAP. En esta ocasión, se recordó especialmente a quienes han fallecido y que durante muchos años aportaron con su trabajo y esfuerzo.

Los actuales dirigentes de la organización, precisaron que la Corporación fue fundada con el propósito de reunir a los trabajadores de esta empresa desaparecida en la década del 70. Se recordó que la ex Fábrica Ítalo Americana de Paños, FIAP, ubicada en calle Mariano Egaña 750 -en la esquina con Brasil- funcionó en pleno centro de la comuna. “Nos enorgullece haber sido parte de FIAP Tomé, ya que gracias a ella no sólo tuvimos trabajo, sino también construimos una familia y educamos a nuestros hijos, para que superaran lo que nosotros alcanzamos a ser”.

Fue el 15 de junio de 1932 fue fundada esta fábrica. ¿Por qué italiana? La empresa adopta este nombre en homenaje a un grupo de ciudadanos italianos que acompañaron a Gerónimo Sbárbaro Raggio en la creación de esta empresa, según el historiador tomecino Alejandro Sanhueza Galloso, en su libro Historia de Tomé 1544 – 2010.

La fábrica FIAP, es una sucesión de la otrora Fábrica de Tejidos El Morro, fundada ocho años antes, en 1924 y alcanzó a tener más de mil 500 trabajadores en la década del 60 y parte de los 70. Sin duda una época de oro en la comuna, asociada al desarrollo de las otras firmas laneras como la Fábrica Bellavista Tomé y la Paños Oveja, fusionadas tras la desaparición de FIAP. Cabe también señalar que esta época de oro fue acompañada del tren que estaba en pleno funcionamiento en la comuna desde Pissis hasta Punta de Parra, cuando aún no se pensaba en que este medio de transporte desaparecería sólo años más tarde.

El 30 de abril de 1979 fue una fecha negra para esta empresa, dado que fue el día en que FIAP cierra sus puertas para continuar sólo con Bellavista Tomé, Paños Oveja y Textil Frutillares hasta el año 1982, cuando se juntan las dos primeras. En la década del 90 Linos Tomé, Textil Lanera y en la década pasada Crossville Fabric Chile dan vida junto a Bellavista Oveja Tomé al desarrollo textil de la ciudad.

Sin duda, existen muchos recuerdos de trabajadores, familias y gente de Tomé asociados a una de las fábricas más trascendentales en la industria nacional textil, como lo fue la FIAP. Un conjunto de viviendas en Carlos Mahns son un testigo sólido del gran desarrollo de la empresa junto a las instalaciones que conserva en ruinas ubicadas a un costado de la actual Crossville, en el nacimiento de la calle Marino Egaña.

Más Iglesia Arquidiocesana