Cursillos de Cristiandad se fortalece en toda la Arquidiócesis

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 2 mayo, 2016

Con una Misa y un encuentro fraterno, los miembros de Cursillos de Cristiandad celebraron 52 años de trabajo misionero en la Arquidiócesis de Concepción, en franco proceso de fortalecimiento.

La Eucaristía fue presidida por Monseñor Fernando Chomali, en casa Betania, ocasión en que agradeció la invitación y valoró que el movimiento se encuentre  presente en distintas parroquias y comunidades.

“La labor realizada, porque muchas personas, gracias a ustedes, se han encontrado con el Señor; se han reencontrado como  matrimonio, como familia y con la Iglesia. Muchos se han reencontrado consigo mismo”, subrayó.

Reflexionó respecto a que “el pecado destruye a la familia  y a la sociedad.  Por eso, ustedes cumplen un bien inmenso para la Iglesia  y espero que sigan trabajando con el carisma que Dios les ha regalado. Cada día me convenzo más  que la Iglesia es un gran jardín, amplio, donde hay arbustos y flores, con colores distintos, edades distintas y zonas, verdes, otras más secas y otras desérticas, pero la gracia es que  es nuestro jardín, un jardín que amamos y que pretendemos contribuir para embellecerlo más. Es que nadie sobra, lo importante de este jardín es que Dios le da un cariz especial”.

Recalcó manifestando que “ustedes son parte de este jardín y lo embellecen y es esa la mirada que tengo respecto de los movimientos, que forman parte del jardín único que es del Señor. Y el Señor nos pide frutos de la obras, nosotros creemos que la fe se manifiesta en obras. Es importante procurar frutos abundantes, que se refleja en que muchas personas que estaban alejadas del Señor, vuelvan a Él”.

Estimó que “al final, la crisis que vivimos en Chile es en el fondo una crisis espiritual, donde el hombre y la mujer se encuentran sin sentido, ahogados en el consumismo, y que no reconocen la dignidad de Dios.  Es importante tener claridad que nosotros nos debemos al Señor y pertenecemos a una Iglesia y, en la medida que se camine con la Iglesia junto con la Iglesia y para la Iglesia. De ser así, sin duda, habrá buenos frutos”.

Expresó que “nuestra sanidad espiritual es cuando se sale a misionar. Así como ustedes lo hacen uno por uno, como hormiguitas y ese trabajo da fruto abundante. Dios quiera que cumplan muchos años más y sigan perseverando en el camino que se han trazado y puedo asegurar que hay muchas personas que están esperando la Palabra de Dios”.

Finalmente, Monseñor Chomali dijo, en su homilía, que “ustedes son un movimiento misionero y antes que lleguen a hablar por primera vez, el espíritu  santo le ha ablandado su corazón a las personas”, concluyendo con un agradecimiento especial a “los sacerdotes que los acompañan, por eso, los llamo a cuidar a los sacerdotes. No somos gerentes que organizamos eventos, pero tampoco empleados, sino hermanos en la fe, hermanos en Cristo, que estamos en la misión de la Iglesia de anunciar que Jesucristo resucitado”.

Más Iglesia Arquidiocesana