Debate estudiantil sobre la crisis de la educación

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 17 agosto, 2011

Un tercer foro sobre la calidad y el lucro de la educación en Chile, organizado por el Centro de Alumnos del Instituto de Humanidades ‘Alfredo Silva santiago’ de Concepción, se realizó con la presencia masiva del Ciclo Mayor de dicho establecimiento. El encuentro se inició con saludos del alumno Javier Valenzuela, presidente del CEAL y del rector Sr. Marcelo Filippi Marchant.

Destacada fue la exposición del académico de la Universidad de Concepción, Dr. Carlos Muñoz Labraña, acompañado de los estudiantes Valentina Peirano Bastías, Miguel Ángel Figueroa y Diego Gutiérrez quienes expusieron con más elementos objetivos el problema social en el que estamos inmersos desde una perspectiva de la educación cívica: la mercantilización de la educación, las crecientes y escandalosas desigualdades en nuestro país que necesitan no sólo cambios sociales y políticos, sino de un orden más profundo en el ámbito de la cultura, porque la aspiración es que todos construyamos una sociedad más equitativa, inclusiva y comunitaria volviendo a la primacía de la persona por sobre las cosas, más al compartir que competir. Asimismo estuvieron presentes los dirigentes juveniles Oscar Ramírez, de la Democracia Cristiana y Daniel Gutiérrez por Renovación Nacional.

Todos los expositores coincidieron en que las distintas movilizaciones sociales y la prolongada protesta estudiantil obedece a un creciente malestar por la forma en que la economía y la política han favorecido modelos estructurales basados más en la ganancia ilimitada que en el servicio de la persona humana.

Durante el foro numerosos asistentes plantearon su postura frente a las demandas estudiantiles a nivel nacional y, aunque hubo coincidencias al interpretar la realidad país, también se produjeron desencuentros y discusión sobre la metodología de cómo apoyar más activamente al movimiento juvenil para canalizar adecuadamente las expresiones de malestar. Sin duda que se requiere de una auténtica voluntad para dialogar, escucharse, buscar juntos los mejores caminos de expresión en un marco democrático y consensual a través de la organización del Centro de Alumnos, respetando el ejercicio de la libertad, los derechos de cada persona y alejada de cualquier intransigencia o imposición totalitaria.

Recientemente el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile nos ha llamado a que “recuperemos la confianza y el diálogo”, porque nuestro país “tiene vocación de entendimiento y no de enfrentamiento”. “El bien común de la sociedad no puede construirse a partir de miradas unilaterales, porque ellas conducen a actitudes intransigentes y a una espiral de conflicto agravada por el aprovechamiento ideológico de las demandas y de la contingencia. El país no puede avanzar bajo presiones ni represión, tampoco bajo amenazas ni provocaciones. En esta hora de decisiones, la instalación del diálogo es la clave para valorizar con objetividad demandas y propuestas, recuperar las confianzas, acercar posiciones, consensuar acuerdos, sabiendo como en toda negociación, que ello siempre implicará a las partes ceder en algunas de sus posturas”.

Fuente: Andrés Cruces Rebolledo, Director de Orientación y Asesor del Centro de Alumnos, Instituto de Humanidades ‘Alfredo Silva Santiago’, Concepción.

Más Iglesia Arquidiocesana