Declaración Pública del Arzobispado de Concepción por situación en Mall del Centro

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 3 septiembre, 2013

Monseñor Fernando Chomali, luego de haber realizado diferentes gestiones en Santiago con el objetivo de lograr una respuesta favorable para los tres subcontratistas que hoy se encuentran en huelga arriba de una grúa a más 110 mt de altura, hace un llamado a terminar con esta injusta situación de no pago y a no usar la violencia

DECLARACION PÚBLICA DEL ARZOBISPADO DE CONCEPCION

2 de septiembre del 2013

SITUACIÓN EN EL MALL DEL CENTRO DE CONCEPCIÓN

 

1.    Sabido es por la opinión pública que tres subcontratistas están desde hace ya tres semanas arriba de una grúa a 110 metros de altura.

2.    Reclaman que se les pague el dinero que se les adeuda junto a  otro importante número de ellos por el trabajo realizado en la construcción del Mall del Centro.

3.    Quienes construyeron (Consorcio C y S) el Mall del Centro (vinculado a  la cadena Ripley) dicen que el mandante no les ha cancelado todo el trabajo realizado y por ende no le pueden pagar a los subcontratistas todo lo adeudado.

4.    El Mall del Centro plantea que ellos han cancelado todas las obras y con creces al Consorcio constructor.

5.    Esta situación en la que se encuentran estas grandes empresas está siendo sometido a un arbitraje en la Cámara de Comercio de Santiago.

6.    A un grupo de subcontratistas sólo se les ha pagado, por parte del Consorcio, una parte del 50% de lo adeudado. El resto de ese 50% se pagará una vez que DICTUC disipe las dudas respecto de lo construido. El otro 50% se debiese cancelar una vez que el litigio de las empresas termine, entendido que el arbitraje sea a favor del Consorcio  C y S.

7.    La situación es dramática para las PYMES que ven el Mall construido, un litigio entre dos grandes empresas, pero no ven el dinero que se les adeuda y que los ha dejado, a muchos de ellos, en la calle.

8.    En la desesperación tres subcontratistas se han subido nuevamente a la grúa en señal de protesta y han recurrido a la Iglesia para que los ayude en su intento de recuperar los dineros que se les adeuda.

9.  Como Arzobispo y consciente que la vida es sagrada les he dicho en reiteradas oportunidades que se bajen de la grúa. Su desesperación los lleva a no hacerlo.

10.  He hecho gestiones con ambas empresas para que cancelen el monto adeudado a estas pequeñas empresas y una vez finalizado el arbitraje descuenten lo entregado. Me ha ido mal en dichas gestiones.

11.  He tratado de abrir muchas puertas para salir de esta situación. No me ha sido posible. El diálogo entre las partes es nulo.

12.  He hablado con el Intendente y con el  Ministro de Hacienda, quien comprendiendo muy bien la situación y una vez estudiada, ha dicho  que su cartera no tiene competencias respecto de un contrato entre privados.

13.  Junto al diputado don Jorge Ulloa estamos haciendo gestiones para que se pronuncie el Ministerio del Interior. Otros diputados y senadores de la República han hecho lo mismo. Similares gestiones se han hecho en el Ministerio del Trabajo. Este tema de orden ético ha generado mucha perturbación en la población y es necesario que en aras de la paz social ponga el Estado lo mejor de sí para colaborar a que este dilema se resuelva lo antes posible y en justicia.

14. Apelo a todos los involucrados a que con magnanimidad y con creatividad aporten generosamente para terminar con esta injusta situación de no pago de los trabajos realizados y de riesgo para la vida de quienes están arriba de la grúa.

15.  El diálogo y la razón es el camino al que invito y pido encarecidamente que quienes se vean tentados a usar la violencia depongan su actitud. La violencia, venga de donde venga genera más violencia y daña aún más las confianzas tan resquebrajadas. La confianza se gana gota a gota  y se pierde de a litros.

16.  Escribo esta declaración porque estamos como Iglesia muy preocupados de lo que pueda acontecer y queremos contribuir a la solución del conflicto y lo antes posible. Otros tienen en sus manos hacerlo.

17. Sería lamentable que haya pérdida de vidas humanas a causa de esta situación. Sería un fracaso del Estado de Derecho y un fracaso de la sociedad toda, especialmente del mundo empresarial. Eso no lo podemos permitir.

18. Recemos mucho por esta situación delante del Señor de la vida para que nos dé sabiduría e inteligencia y sobre todo mucha generosidad.

+Fernando Chomali

Arzobispo de Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana