“Dentro de la Educación Pública hay un espacio para Jesucristo”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 5 junio, 2012

En medio del ajetreo diario, Margarita Soto, Coordinadora Equipos Docentes de Chile en Concepción y profesora de Religión en el Liceo Experimental Lucila Godoy Alcayaga dedica parte de su tiempo a Cristo a través del Movimiento Equipos Docentes de Chile (EDOCH) en Concepción.

¿Qué es Equipos Docentes de Chile (EDOCH)?

Es un Movimiento internacional de docentes cristianos dentro de la Educación Pública. Nació en Francia gracias a la visión de un sacerdote en la Segunda Guerra Mundial. Él empezó a convocar mujeres profesoras que fueran católicas y gracias eso empezó a extenderse.

Ahora está presente en África, Asia, Europa y América Latina. En el continente está en Perú, Brasil, Uruguay, Chile y Argentina. Y en nuestro país hay delegaciones en Antofagasta, Valparaíso, Santiago, Concepción, Traiguén y Temuco.

¿Cuáles son sus objetivos?

Hacer entender que dentro de la Educación Pública hay un espacio para Jesucristo y hay un espacio para hacer una reflexión sobre sus enseñanzas. Ese es el principal objetivo: traer a la Educación Pública el mensaje cristiano.

Actualmente estamos abocados al pastoreo. Atraer a los jóvenes, aunque no sean profesores titulados. Queremos seguir trabajando con los colegas y haciendo talleres.

¿Cuál ha sido el trabajo de EDOCH en Concepción?

Lala Carmona, creadora del himno del Liceo Experimental, fue la fundadora del grupo en Concepción.  Ahora el equipo se compone por siete profesoras: tres estamos activas y las demás ya están jubiladas. Mitzi Espinoza y yo trabajamos en el Liceo Experimental y Carolina trabaja en el Colegio Gran Bretaña.

Siempre estamos convocando nuevos profesores o alumnos en práctica. No necesariamente tienen que ser católicos, pero sí cristianos, porque hacemos una revisión de vida desde el Evangelio, es decir, los momentos que pasamos en la sala desde lo que Cristo nos dice.

Hasta el momento hemos realizado la Misa de inicio de año académico para instituciones de educación pública. Mucho más no podemos hacer, porque nos falta tiempo.

¿Cuáles son las principales dificultades que presenta el movimiento en la zona?

La principal dificultad es cambiar la mentalidad de la Educación Pública, porque  administrativos y quienes trabajan en el DAEM no participan mucho en la Misa de inicio, ya que no lo ven como algo propio. Uno se frustra cuando busca hacer actividades y no tiene el apoyo.  Además está la falta de tiempo. La jornada escolar completa te quita mucho y quedas agotado.

¿Cómo ha sido su experiencia en EDOCH?

He crecido y he aprendido mucho. Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Yo tengo colegas que se esfuerzan por sacar lo mejor de las estudiantes. Y si subimos en el SIMCE es por el esfuerzo de estos profesores. Esa es mi motivación: Luchar para que mejore la Educación Pública.

¿Qué mensaje le daría a los docentes de Concepción?

El principal llamado sería a dejarle un tiempo a Cristo en el ajetreo diario. A veces las frustraciones, las alegrías que pasamos a diario nos hacen buscar a alguien que nos dé una respuesta o un sentido. Yo creo que Cristo tiene un espacio en la Educación Pública.

edoch2011@gmail.com

Más Iglesia Arquidiocesana