Detener el abuso sexual infantil es tarea de todos

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 agosto, 2012

Una concurrida conferencia sobre el abuso sexual infantil se llevó a cabo esta mañana en el Aula Magna de la UCSC, en donde la exposición principal estuvo a cargo de la sicóloga María Josefina Martínez, quien es miembro del Consejo Nacional para la prevención de Abusos contra Menores y acompañamiento de las Víctimas de la Conferencia Episcopal de Chile.

La jornada comenzó con las palabras del Vicario por la Educación de nuestra Arquidiócesis, padre Francisco Osorio, quien hizo una pequeña introducción a la realidad de este tema que hoy interesa profundamente a la sociedad, además de algunos datos estadísticos que sirvieron como preámbulo para la conferencia principal de la mañana.

“Abuso Sexual Infantil, Desafíos para la Sociedad”, fue el título de este encuentro que convocó a miembros de distintas instituciones vinculadas al trato permanente con niños y adolescentes. Directores, profesores de colegios y universidades, sacerdotes, religiosas y público en general atendieron a esta invitación de la Iglesia que se ha planteado como objetivo prevenir estos actos y a colocar este tema en la conversación de las personas, familias e instituciones educacionales.

Josefina Martínez, comenzó señalando los actores involucrados en el triángulo del abuso sexual, encontrándose en el vértice superior el abusador, quien detenta poder, anulando a la víctima. Este abusador, según estadísticas dadas por el Sename, resulta ser mayoritariamente algún miembro de la familia o un conocido de ésta. El otro involucrado en este delito es la víctima, que en su mayoría tarda muchos años en reconocer que ha sido víctima de abuso, y no es hasta en la edad adulta cuando se atreve a denunciarlo y a enfrentar este tema que ha arrastrado durante la infancia, adolescencia y juventud, guardando silencio y sintiendo miedo de llevar a la luz aquello que, en la mayoría de los casos, les fue obligado a esconder.

Y el último actor son los “terceros”, que es la sociedad en pleno que tiene la responsabilidad de estar atento, de no silenciar, de asumir que un abuso puede ocurrir. Ante esto, surge permanentemente la necesidad de divulgación, lo que permite detener el abuso sexual y proteger al niño. “Nuestro desafío como sociedad es convertirnos en “terceros” atentos, valientes y solidarios; romper el silencio y reaccionar frente al abuso, protegiendo a la víctima y pensar en la prevención”, señaló la sicóloga.

La profesional manifestó también que no es recomendable exagerar en las medidas de prevención, “vemos hoy que a medida que aumentan las medidas de seguridad también aumenta la sensación de inseguridad, por lo tanto no es aconsejable traspasarle esto a los niños. No se puede eliminar el contacto físico, el cual no tiene relación con el contacto abusivo que es aquel donde se pierde de vista al otro y en donde sólo pensamos en nosotros mismos”.

“Estamos llamados a ser portadores de esperanza, a decirle a una víctima que una persona siempre puede salir adelante”, enfatizó Josefina Martínez, quien concluyó su exposición con el llamado a detener el abuso sexual como una tarea de todos.

Luego vino la intervención de la Directora Regional de Sename, Verónica Núñez, quien explicó que, ante una situación de abuso, cualquier persona puede denunciar para iniciar así una investigación. La abogada enriqueció su exposición con datos estadísticos valiosísimos que ayudaron a los presentes a formarse una idea de esta realidad, como por ejemplo indicó que 1 de cada 4 niños y 1 de cada 3 niñas son abusados hoy en Chile por un adulto. Otro dato relevante es la cantidad de denuncias al año que ascienden a 4.500, las que son presentadas a Carabineros y Policía de Investigaciones.

Más tarde, el Comisario PDI, Claudio González, de la Brigada de Delitos Sexuales de nuestra Región, manifestó que hoy por hoy la sociedad se está atreviendo a denunciar más este tipo de ilícito, lo que no significa que la ocurrencia de abusos ha ido en aumento. Cabe señalar que el abuso sexual infantil ha existido siempre, pero con la diferencia que antes estos vejámenes se silenciaban y muchas veces no eran creídos por parte de familiares y personas cercanas a la víctima.

En seguida vino el turno de Alicia Salgado, abogada y Asesora de la Fiscalía Regional del Bío Bío, quien entregó algunas orientaciones en torno a lo que es la denuncia propiamente tal, señalando que todos estos delitos contra menores de edad son investigados por la Fiscalía. Llamó a siempre apoyar y contener a la víctima, sin culparla por lo sucedido, ni minorizando el daño causado, lo cual será fundamental en el proceso de superación del menor en su etapa de crecimiento y desarrollo.

Finalmente, Monseñor Fernando Chomali concluyó preocupado, señalando que la realidad que hoy estamos enfrentando se traduce en “una sociedad enferma, no puede haber otra lectura. Los niños son los más frágiles y más débiles y se supone que debemos cuidar, sin embargo, vemos a través de estos datos estadísticos que nos han entregado que ocurre todo lo contrario, lo cuál nos lleva a cuestionarnos sobre el tipo de sociedad que estamos fraguando, donde la violencia, el placer y el poder son la trilogía en la que se fundamenta el abuso”.

Nuestro Arzobispo enfatizó en la necesidad de una formación integral, donde se le dé importancia a la educación moral dentro de una familia, la cual ayudará a prevenir los casos de abusos y a la existencia de una sociedad más sana, donde se reconozca la dignidad de todo ser humano.

Más Iglesia Arquidiocesana