El domingo 13 de diciembre será apertura de Puerta Santa en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 4 diciembre, 2015

Catedrales, santuarios y diversos otros templos y lugares de oración a lo largo de Chile se unirán al signo universal de la Iglesia que se abre a la misericordia de Dios en este Año Jubilar Extraordinario.

En la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, la apertura de la puerta central de la  Catedral, se realizará el 13 de diciembre,  a las 19:00 horas, en una acción que presidirá Monseñor Fernando Chomali.

En nuestra Arquidiócesis, se han designados como “templos jubilares”, además de la Catedral, la parroquia Santa Rosa de Lima, en Lebu;  la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, en Tomé; santuario de Montahue, camino a Santa Juana; santuario San Sebastián, en Yumbel y el santuario de la Virgen del Carmen Peregrina, en la comunidad Santa Clara, en Talcahuano.

El Papa Francisco dijo, al anunciar el Año de la Misericordia que “Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión”.

El Año Santo Jubilar de la Misericordia, convocado de forma extraordinaria por el Santo Padre, que comienza el próximo 8 de diciembre de 2015 en el Vaticano y el 13 de diciembre en la mayoría de las diócesis de Chile, estará marcado por el signo de la Puerta Santa de la Misericordia, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano.

Esta Puerta Santa deberá permanecer abierta hasta el 20 de noviembre, día de la solemnidad litúrgica de Jesucristo Rey del Universo. Este día se cerrarán las Puertas de la Misericordia, ante todo con sentimientos de gratitud y de reconocimiento hacia la Santísima Trinidad por habernos concedido un tiempo extraordinario de gracia. El Jubileo, por tanto, será celebrado en Roma así como en las Iglesias particulares como signo visible de la comunión de toda la Iglesia.

El Santo Padre, mediante la bula "Misericordiae Vultus", explica la importancia de la peregrinación y el signo de la Puerta Santa. "La peregrinación es un signo peculiar en el Año Santo, porque es imagen del camino que cada persona realiza en su existencia. La vida es una peregrinación y el ser humano es viator, un peregrino que recorre su camino hasta alcanzar la meta anhelada. También para llegar a la Puerta Santa en Roma y en cualquier otro lugar, cada uno deberá realizar, de acuerdo con las propias fuerzas, una peregrinación. Esto será un signo del hecho que también la misericordia es una meta por alcanzar y que requiere compromiso y sacrificio. La peregrinación, entonces, sea estímulo para la conversión: atravesando la Puerta Santa nos dejaremos abrazar por la misericordia de Dios y nos comprometeremos a ser misericordiosos con los demás como el Padre lo es con nosotros".

Cada Iglesia particular, acogiendo el llamado del Papa Francisco, estará directamente comprometida a vivir este Año Santo como un momento extraordinario de gracia y de renovación espiritual. 

Las diócesis chilenas han hecho propia la convocatoria del Santo Padre, sumándose a este signo común de la misericordia del Padre y de comunión con la Iglesia universal. Es por esto que todas las diócesis del país contarán con este signo común de perdón y conversión espiritual.

Revisa la ubicación de las Puertas Santas en todo el territorio nacional:

Provincia Eclesiástica de Antofagasta
Provincia Eclesiástica de La Serena (aquí también podrá encontrar la Puerta Santa del Obispado Castrense)
Provincia Eclesiástica de Santiago
Provincia Eclesiástica de Concepción
Provincia Eclesiástica de Puerto Montt

Más Iglesia Arquidiocesana