Emocionada ceremonia de consagración de nueva capilla de Lomas de San Andrés

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 diciembre, 2016

Con aplausos, la comunidad de las Lomas de San Andrés recibió la bendición y consagración de la capilla San Andrés Apóstol, levantada con mucho esfuerzo por un equipo de personas, que fue animado permanentemente por el párroco de la parroquia la Ascensión del Señor, Pbro. Héctor Osorio.

La ceremonia fue presidida por monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, y la presencia de varios sacerdotes y numerosas personas que llenaron el nuevo templo.

Monseñor Fernando Chomali agradeció a la comunidad que pensó, diseño y levantó una capilla, que fue bendecida y consagrada el miércoles 30 de noviembre, en la fiesta de San Andrés.

En su homilía, Monseñor dijo que “cuando llegué a Concepción, en 2011, fui invitado por el Padre Héctor Osorio a visitar al  equipo que trabajaba en este proyecto y en esa grata reunión me impresionó el ánimo y espíritu, su capacidad  de trabajo, su perseverancia y su amor a Dios. Soy testigo del gran esfuerzo que se ha realizado, del trabajo intenso y humilde, anónimo, pero que ha dado muchos frutos, porque es un hermoso templo, que se descubre en su arquitectura y en su entorno. Cuando vi el terreno pensé que levantar la capilla era la mejor herencia que los vecinos podían dejar a las futuras generaciones.  Es distinto un barrio con un templo a un barrio sin templo. Distinto es cuando suenan las campanas el domingo a un barrio no se da eso. Es distinto llegar a casa y se ve la cruz de Cristo y llegar y no ver la cruz y no hacer la señal de la cruz. Es distinta una comunidad que gira en torno al Señor que una que no lo hace”.

Agregó que, ahora, para las Lomas de San Andrés es distinto con este templo, que sin él. “Estamos muy agradecidos, porque el esfuerzo hecho y por todos los problemas que tuvieron, este templo seguirá hasta el fin de los tiempos, por lo tanto, tenemos que cuidarla, amarla y seguir aportando”.

El Padre Héctor agradeció emocionado a Monseñor Chomali por el apoyo que brindó siempre para sacar adelante el proyecto, reconociendo que hubo dificultades, pero fueron superándose. “Esta comunidad me ha hecho sentir sacerdote y he sentido que Dios nos ha ido acompañando”, enfatizó, agradeciendo especialmente al Comité que nunca perdió su fe y esperanza en lograr el objetivo.

Al concluir la Eucaristía, Monseñor entregó de regalo una hermosa casulla blanca, confeccionada en la fábrica de ornamentos, en Chiguayante. También hubo otros presentes de miembros de la comunidad para la nueva capilla.

El Pbro. Roberto Valderrama, secretario canciller, leyó los decretos y acta que consagran solemnemente la nueva capilla San Andrés Apóstol, ubicada en Alonso García de Ramón 260, Lomas de San Andrés y que además conceden la autorización para constituir la capilla como un oratorio, donde se conserva el Santísimo Sacramento y, por tanto, ser considerado un lugar sagrado, reservado “sólo para el culto divino”. Tras la lectura, se procedió a la firma del acta por Monseñor Chomali y varios sacerdotes presentes.

Fernando Tapia Montes, presidente del comité Pro construcción de la capilla, resaltó el compromiso de los miembros del grupo, quienes siempre asumieron su labor y nunca desfallecieron ante el objetivo final de levantar la capilla. “Hicimos mucho trabajo, dejamos familias de lado,  se hicieron diversas actividades para juntar fondos. Al principio, no había recursos y la gente no estaba habituada a hacer donaciones y tuvimos que salir a pedir. Costó mucho y, al final, lo logramos y eso es la mayor satisfacción”, precisó, agregando que la obra tiene algunos costos altos, como los trabajos de fundación del edificio, con más de 70 millones de pesos invertidos, debido a la mala calidad del terreno; la capilla, propiamente tal, implicó una inversión de más de 200 millones de pesos, faltando aún algunos aspectos para concluirla totalmente.

El arquitecto Felipe de la Barra afirmó que se trata de un diseño simple y se trató de lograr que las personas, al interior, puedan tener puesta su mirada al centro, al altar. “Estamos en un punto que está siendo observado por todos y la idea fue hacer algo que se mantuviera siempre atento y presente”, explicó, quien, al inicio de la ceremonia de bendición, entregó los planos y las llaves del templo a Monseñor Chomali.

 

Más Iglesia Arquidiocesana