En Pentecostés, jóvenes de Concepción se comprometieron a ser testigos de Cristo en la sociedad

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 22 mayo, 2013

Bajo el lema “Jóvenes testigos de Cristo en la Sociedad” se realizó con mucha alegría la Vigilia de Pentecostés en la Arquidiócesis de la Santísima Concepción. Cerca de doscientas veinte personas se congregaron desde la noche del sábado 18 hasta la madrugada del domingo 19 de mayo, en dependencias del Instituto de Humanidades ‘Alfredo Silva Santiago”.

Durante la Vigilia se compartieron distintos momentos, tales como la acogida y acreditación, liturgia penitencial y adoración al Santísimo, peregrinación de la luz, trabajos en equipo, fiesta de Pentecostés, plenarios con la animación musical del grupo Agua Viva de la parroquia Santa Filomena de Cabrero, y por supuesto la Eucaristía presidida por el Monseñor Fernando Chomali.

En su mensaje, el Arzobispo invitó a los jóvenes a que no olvidaran que están llamados a ser agentes que hagan presente el amor de Dios en medio del mundo. Les instó a dejarse animar por el Espíritu Santo, a ocupar el lugar que les corresponde entendiendo que nadie está demás en la comunidad. También les motivó a descubrir cuál era su lugar en ella y a redescubrir su vocación. El Pastor insistió a cada joven que “el Señor llama, da una misión y eso hay que descubrirlo para responder a Él y transformar la sociedad”.

Por su parte, el Vicario de Pastoral Juvenil padre Pablo Leiva, destacó el sentido de la Vigilia de Pentecostés preparada por la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil para la Iglesia chilena. “Invitaba a los jóvenes a reconocer que son testigos de Cristo en medio de la sociedad, que comprendan que son agentes de una sociedad según el Reino de Dios, en la que priman los valores de la verdad, del amor, de la justicia. Animados por el Espíritu Santo, por sus dones, son invitados a producir los frutos que el mundo necesita: bondad, mansedumbre, alegría y amor. Ha sido una vigilia en la cual la alegría de los jóvenes que anima a cualquiera a mantenerse en pie, vivo, despierto. Estoy muy contento, primero por la alegría y luego por la respuesta; también por el trabajo de los jóvenes de la Vicaría que prepararon todo, muy hermoso, para sus pares”.

La Vigilia en Concepción concluyó con una liturgia y envío cerca de las 07 horas, previa fiesta de Pentecostés animada por el joven cantante católico Pablo Cifuentes Salort, Flaco Pablo.

A continuación les compartimos algunas opiniones de jóvenes que participaron en la Vigilia de Pentecostés en Concepción.

“La verdad ha sido bien buena, bastante grata, desde el momento en que nos recibieron. Ha sido entretenido hacer trabajos en equipo y conocer gente nueva. Una bonita experiencia, la adoración al Santísimo fue linda, estoy muy contento. Destacaría la misa, el mensaje de Monseñor en la homilía, y representar los dones con gente de otras parroquias y comunidades, de los que uno puede aprender”. Ronald, Parroquia Santa Cecilia, Eje San José.

“La Vigilia me pareció muy buena, porque es un momento especial para renovar el corazón, para volver a llenarse de ese Espíritu Santo que es constructor de vida. Muchas veces uno a esta altura del mes de mayo está cansado por el estudio en la Universidad, y es una muy buena instancia para renovar fuerzas y fortalecer un poco más la fe. Me gustó mucho que pudiéramos mostrar la alegría de ser católicos, ojalá que los jóvenes pudiéramos mantenerla siempre para demostrar a los demás que los católicos no estamos apagados ni somos aburridos”. Maricel Avilés, coordinadora de pastoral de la Universidad de Concepción.

“Espectacular, siento que estar en la Vigilia de Pentecostés llena el corazón de Paz, de amor, realmente he vivido un encuentro con Cristo hoy. Lo que más me ha gustado es compartir con los demás jóvenes que están acá, es algo maravilloso, no encuentro la palabra exacta para describirlo”. Felipe Torres, representante de DUOC UC en la Pastoral de Educación Superior.

“La vigilia ha sido una instancia maravillosa para compartir la alegría de los jóvenes, también para conocer mejor las distintas realidades parroquiales, de movimientos y otras comunidades. Con mucha alegría compartimos los dones del Espíritu Santo que recibimos en la Eucaristía con el Obispo. Lo que más me ha gustado fueron los momentos para compartir en grupo, porque pudimos intercambiar experiencias personales, y ver qué don necesitaba cada uno de nosotros para enfrentar la vida. Fue una experiencia muy enriquecedora”. Camila Alvear, coordinadora del equipo de Solidaridad de la Vicaría de Pastoral Juvenil e integrante de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Talcahuano.

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Asesor Equipo de Comunicaciones, Vicaría de Pastoral Juvenil

 

Más Iglesia Arquidiocesana