En torno a la Mesa de la Esperanza Arzobispo compartió con niños de la Iglesia de Concepción

Más Noticias

Publicado el: 20 junio, 2011

En un diálogo muy ameno Monseñor Fernando Chomali dialogó en Mesa de la Esperanza junto a once niños de nuestra Arquidiócesis, oportunidad que sirvió para que los pequeños conocieran más de su pastor, quien se mostró muy dispuesto a aclarar todas sus inquietudes.

Lo vivido por Germán, Javiera, Constanza, Diego Benjamín Alejandro, María Lucía, Javier, Alejandro, Benjamín Patricio, Consuelo y Cristóbal, no será olvidado tan fácilmente. Dialogar con el Arzobispo verdaderamente fue una experiencia enriquecedora, ya que Mons. Chomali apenas comenzó este encuentro les generó una confianza inmediata que sirvió para que los niños se expresaran libremente y con mucho respeto.

Luego de la presentación de cada uno, vieron un video que mostraba las diferentes actividades que se han desarrollado en la Pastoral de la Infancia, coordinada por el padre Nino San Martín, desde el año pasado. En seguida, el Arzobispo leyó el Evangelio, donde aparece el personaje bíblico de Zaqueo, el cual fue comentado por todos los presentes en esta Mesa de la Esperanza.

Después, con palabras muy sencillas, Mons. Chomali contó su experiencia de cómo su madre lo llevó a la Iglesia desde pequeño. Recordó que “ella se puso muy contenta cuando entré al seminario, pero no pudo verme ordenado sacerdote, ya que murió antes que recibiera este sacramento”. Manifestó también lo importante que es estudiar para formarse, agregando que “que no podemos quedarnos sólo con aprender materias, sino que también es necesario buscar a Jesús que es el único que nos puede responder a interrogantes como por qué se murió mi mamá”.

“Lo cierto es que yo me acerco, pero Jesús también se acerca, ya que Él no es indiferente ante los hombres, y eso se puede vivenciar a través del sacramento de iniciación a la vida eucarística”, señaló el pastor, mientras los pequeños ponían atención a cada palabra que él decía.

Tras una ronda de preguntas, cada niño pudo realizar una consulta al Arzobispo, quien además les pidió que, de igual manera, le dieran un consejo. Surgieron inquietudes como ¿alguna vez se quiso casar? ¿A qué edad fue sacerdote? ¿Usted iba siempre a Misa? ¿Qué pasa con la reconstrucción de los templos? ¿Qué edad tenía cuando fue por primera vez a la Iglesia? ¿Cómo llegó a ser Arzobispo de Concepción y qué se siente serlo?

Mons. Chomali contestó cada pregunta y se mostró asombrado por la preocupación que mostraron los pequeños ante temas como la reconstrucción, señalando que colocará todo de su parte para conseguir recursos y comenzar luego con la edificación. Compartió también que apenas tenía un día de vida cuando fue llevado a la Iglesia para recibir el sacramento del Bautismo. Señaló que cuando recibió la noticia de que iba a ser Arzobispo de la Ssma. Concepción sintió mucha alegría, reconocimiento por el Santo Padre, miedo, pero sobre todo esperanza en esta tarea que se le ha encomendado y en donde lo han recibido muy bien.

Después de responder las inquietudes de los niños, no se dejaron esperar los consejos, a los cuales Mons. Chomali puso mucha atención. Los pequeños le dijeron a nuestro Arzobispo que se preocupara de los pobres, que comenzara luego la reconstrucción de los templos, que acercara a la Iglesia a todos los que están lejos de ella, entre otras que demostraron lo atento que están ellos al acontecer actual. La jornada terminó con la bendición que el pastor le dio a los niños, después de haber entregado un diploma de recuerdo por lo vivido en esta Mesa de la Esperanza que, sin duda, se transformará en un profundo recuerdo para sus vidas.

Más Noticias