Falleció el Padre Ramón Ricciardi de Tomé

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 16 junio, 2018

La noche de este viernes, falleció el querido y conocido sacerdote, ex párroco de la parroquia Cristo Rey, en Bellavista, Tomé, Ramón Ricciardi Castelli. Sus restos son velados en el Foyer de Charité y el lunes serán traslados, a las 10:30 horas,  hasta la parroquia Cristo rey, donde se realizará la Misa de exequias, a las 14:30 horas y finalmente, serán sepultados en el Cementerio 2 de Tomé.

En la fotografía de portada, el padre Ramón aparece junto a nuestro arzobispo, monseñor Fernando Chomali y miembros de la comunidad del Foyer.

Su deceso ocurrió en el Foyer de Charité “Nuestra Señora del Carmen”, que el mismo fundó en el año 1972. Su velatorio y funerales serán comunicados oportunamente. La Iglesia de Concepción junto con reconocer su profunda labor evangelizadora, expresa sus condolencias a la Comunidad Foyer de la Charité y hace oración por su eterno descanso.

El P. Ramón nació  el 13 de febrero de 1924 en Marsella, Francia. Vivió su juventud en tiempos muy duros  de la II Guerra Mundial, sin embargó se las arregló para nunca perderse la misa dominical. Fue laico muy comprometido con su parroquia y gran apóstol de la JOC.

A la edad de 34 años, mientras estaba  trabajando  en el negocio de sus padres, su obispo  lo llamó por teléfono para que entrara al seminario. El 29 de junio de 1964 fue ordenado sacerdote en Marsella y durante dos años fue vicario  en una parroquia, pero soñaba  ser misionero en Chile.

Pasando por Cuernavaca, escuela de idiomas, llegó  a Tomé, en enero  de 1967 y en febrero de ese mismo año,  hasta marzo de 2004, fue párroco en la parroquia Cristo Rey, en Tomé. El sacerdote, llegó a Chile motivado por los relatos del clásico libro de Baldomero Lillo, “Subterra”, arribó a Coronel junto al Padre Bernardo Hurault, para luego trasladarse a la ciudad de Tomé.

Una de las primeras iniciativas fue formar un club  de abstemios, siendo él, gran amante  de la Biblia, quiso evangelizarlos a través de la palabra de Dios, pero un primer obstáculo era la Biblia en español, no adaptada al lenguaje  latinoamericano. Junto con el padre  Harault se lanzó a esta gran obra y en 1972, nace la Biblia Latinoamericana, más accesible a todos.

En 1977, también inicio la imprenta Editorial Foyer, para difundir  lo que el llamó  el quinto evangelio, es decir “Las vidas de los santos” y otros libros que prolongan su labor apostólica.

Un corazón de pastor, preocupado de la formación de sus catequistas, de los niños y jóvenes, visitó enfermos  en sus casas, ofreciendo el sacramento de la reconciliación, que sólo puede dar un sacerdote.

En 1991, fiel hijo de la Virgen María, inicio la Radio que Reza, para apoyar  a los católicos, especialmente los enfermos, con el Rosario cada día y la misa de los domingo, música y lecturas.

Incansable evangelizador para dar a conocer  la Obra de los Foyer, fue también a predicar a Ecuador, Perú, Argentina. Bolivia  y en Chile predicó más de 400 retiros  de una semana.

 

Más Iglesia Arquidiocesana