Familias Migrantes de Concepción compartieron mensaje de amor en fiesta de Navidad

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 diciembre, 2012

La Pastoral de Migrantes de la Vicaría de Pastoral Social de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción acogió a familias de extranjeros residentes en Chile, celebrando especialmente con los más pequeños una fiesta de Navidad.

Casa Betania fue el lugar escogido para compartir esta especial fecha. Allí se dieron cita migrantes de Ecuador, Colombia, Perú y Sierra Leona, quienes junto a los miembros de esta pastoral participaron de una liturgia presidida por el diácono Javier Arros y presenciaron una película animada sobre el nacimiento de Jesús, en un clima de mucha fraternidad y alegría. Para los más pequeños, hubo juegos, dulces y regalos.

Uno de los asistentes fue Michael Sessere, proveniente de Sierra Leona, con seis años de residencia en Chile, quien consultado al respecto señaló que “es impresionante y estoy muy feliz de participar en algo así, lo que significa mucho para gente extranjera en un país nuevo. Uno se siente conforme, hay mucha gente que se preocupa de nosotros y les gusta compartir, y me parece buena esta fiesta de navidad para nuestros hijos. Estoy muy feliz”.

Por su parte, Alfonso Vera Portilla, integrante del equipo de Pastoral de Migrantes, manifestó que “actividades como ésta son parte de los regalos que uno puede recibir cuando se trabaja para formar las comunidades, algo tan necesario en estos tiempos donde hay mucho estrés y poco espacio para compartir. Estos son los momentos especiales donde se experimenta la magia del amor, y constituye una motivación para que sigamos reuniéndonos con las familias migrantes de Concepción”.

Según indicó el mismo Alfonso Vera, “la fiesta consistió en celebrar el misterio del pesebre de Belén, su mensaje potente a la humanidad que significa el amor hecho carne en Jesús. Con ello, de paso, destacar la familia como lo más valioso de nuestra sociedad, e inculcar valores a los niños desde pequeños para que tengan un corazón generoso y grande, y sean un aporte a nuestro entorno”.

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana