Familias Migrantes de Concepción recordaron el nacimiento de Jesús

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 diciembre, 2013

Una especial celebración navideña tuvieron familias migrantes de Concepción, como parte del proyecto “Compartiendo sin Fronteras”, financiado por el Fondo Arquidiocesano de Proyectos de Cuaresma de Fraternidad.

No sólo hubo juegos, dulces y regalos. Este año, el hecho de que la fiesta de navidad estuviese incorporada en una actividad mayor permitió trabajar previamente con los niños en talleres artísticos y con sus madres en algunas temáticas como desarrollo personal y emprendimiento. Así, se preparó la celebración y la confección de un pesebre hablado, donde cada niño era responsable de elaborar una figura y leer un fragmento, con lo cual pudieron comprender mejor que en esta fecha recordamos el nacimiento de Jesús.

Isabel Urías, salvadoreña que participa en la pastoral del migrante de Concepción hace varios años, ahondó respecto del sentido de este pesebre hablado. “La idea fue utilizar materiales reciclables con los cuales los niños y sus familias podían unirse para armar una pieza y pronunciar un fragmento del guión, preparado por una amiga de la pastoral para que lo pudiéramos representar en esta fiesta. Quisimos compartir desde nuestras diferencias, ya que no sabíamos de qué tamaño iban a ser confeccionadas las piezas y eso se vió hoy, ya que el pesebre fue pequeño y las piezas grandes. La enseñanza es que todos somos queridos por Jesús”.

Al mismo tiempo don Alfonso Vera, miembro del equipo de pastoral de migración, evaluó positivamente la actividad. “Hoy hemos podido compartir con las familias migrantes de Concepción un ambiente muy grato y familiar, ha habido participación ya que cada uno armó una pieza de un pesebre. Quiero agradecer el trabajo que ha tenido durante todo este año la pastoral del migrante, especialmente sus voluntarios y voluntarias, y también los sacerdotes del Instituto Católico de Migración, Incami, que nos orientan en este caminar. En adelante tenemos un desafío muy importante, ya que estamos trabajando con las mamás migrantes en talleres de emprendimiento y fortalecimiento de su autoestima, orientados a la búsqueda de ingresos concretos que le sirvan para mantenerse en el diario vivir”.

Esta pastoral específica, que pertenece a la Vicaría de Pastoral Social de la Iglesia de Concepción, tendrá un receso durante enero de 2014, mes en el cual realizará un paseo al zoológico de Nonguén, para retomar los talleres a contar de marzo.

 
Larry Henríquez Bravo – Periodista
Unidad de Comunicaciones
Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana