Familias rindieron tributo a la Virgen María en la gran corrida en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 4 diciembre, 2016

En un ambiente de mucha alegría, en que primó la música para animar la actividad, se realizó la Corrida Mes de María, en Concepción, con la presencia de numerosas familias.

Esta actividad, que se realiza por segundo año consecutivo, se desarrolló en el Parque Bicentenario, donde se reunieron centenares de personas, entre ellas, el Arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, quien corrió una distancia de 5 kilómetros.

El coordinador de la actividad, padre Manuel Zúñiga, dio la partida a las 9 de la mañana, del sábado 3 de diciembre, cuando todos los participantes lucían, de manera flamante, la polera amarilla con la imagen de la Virgen.

“Como esta actividad es en honor de la Virgen María, a ella nos vamos a encomendar, rezando el Ave María”, expresó el sacerdote al momento de la partida y a la cuenta de cinco, dio la salida, primero a los participantes de 2,5 kilómetros y, posteriormente, a los de 5 y 10 kilómetros.

En la organización no se descuidó detalle y se contó con un panel técnico que supervisó todo el proceso, hasta la premiación,

“Como se puede apreciar esta es una corrida familiar y también deportiva; hemos tenido una buena convocatoria, gracias a la experiencia ganada el año pasado”, afirmó el padre Manuel, valorando, esta vez, una importante presencia familiar y muchos niños, incluso hubo padres con pequeños en coches, que cumplieron completamente la corrida. “Esto nos alegra mucho, porque se va ampliando el sentido de familia, en honor a la Virgen María”, recalcó.

El padre Manuel precisó, en tanto que la actividad la actividad física tiene pleno sentido, en el contexto de la Iglesia y específicamente, hacerlo en honor a la Virgen, quien concita mucha devoción, a nivel general de la comunidad. “Queremos sumarnos, en principio a lo que significa la actividad física, lo positivo que significa para la vida de las personas y entendemos que toda cosa buena nos puede motivar a dar honor a Dios y tributar nuestro cariño a la Virgen María, en este mes, en que en tantas capillas, comunidades, poblaciones, reúne a mucha gente. Estas personas han llegado motivadas por el amor a la Virgen,  pero de una manera distinta”, subrayó.

Nelly Torres, con 62 años, no sólo recibió una medalla por su participación como mujer, sino por su edad. “Participé con mucho entusiasmo, porque es el Mes de María y lo hago, porque además, mi pasión es correr”, expresó, comentando que desde joven ha corrido en innumerables actividades realizadas en la zona y le entusiasma que participen muchos jóvenes, incluso ella se hizo acompañar de un nieto.

Alejandro junto a toda su familia (Benjamín, Zilda, Pedro, Manuel, mariana y Valentina) relató que valoran la actividad física, porque los mantiene en mejores condiciones de salud, previene el sedentarismo, une a la familia y ahora, “nuestro gran deseo era estar junto a María y ofrecerle un pequeño esfuerzo, ya que ella siempre nos protege”. Aconsejó a otras familias a que “es muy bueno hacer un esfuerzo y acompañar a nuestra Madre, porque ella nos enseña a caminar en santidad”.

Monseñor Chomali, a quien se le vio en muy buen estado físico, se mostró contento de la participación de muchas personas y que todas, aunque es probable que no todos eran católicas, rezaran el Ave María previo al iniciar de la actividad. 

Más Iglesia Arquidiocesana