Fieles de Concepción celebraron fiesta del Señor de los Milagros

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 6 noviembre, 2013

Decenas de fieles de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción celebraron al Señor de los Milagros, con una Eucaristía en la parroquia La Merced y posterior procesión por las principales calles de la capital penquista. La actividad contó con el apoyo de la Vicaría de Pastoral Social a través de la Pastoral del Migrante.

La fiesta comenzó a las 10:00 horas con la Santa Misa, luego de lo cual se efectuó la procesión. Hubo distintas estaciones, donde se agradeció especialmente por la intercesión del Señor de los Milagros. Éstas se realizaron en los restaurantes Fina Estampa y Sabor y Sal, el Comando Conjunto del Ejército, la parroquia San Agustín, la Casa del Clero y el Centro Español, para concluir en la parroquia La Merced.

Uno de los responsables de esta celebración fue don Alfonso Vera, miembro de la Pastoral del Migrante de Concepción. Él destacó la participación de todos los fieles, que se acercaron en mayor número que otros años, y especialmente de las comunidades de hermanos migrantes de Perú y Ecuador. También recalcó el sentido de esta festividad para descubrir lo que Dios nos pide, que es “unirnos como hermanos, para ser una ciudad, un país y hogares mejores, hombres de bien y constructores de la civilización del amor, que en la práctica nos cuesta”.

Cuenta la historia que a mitad del siglo diecisiete un mulato angoleño llamado Benito, pintó en un muro de adobe la imagen que ahora se guarda en el templo de las Nazarenas (Lima-Perú). En 1655 un terremoto asoló Lima, pero el muro quedó en pie y olvidado por todos. El año 1670, el militar Español Antonio de León vio la pintura de Jesús crucificado sobre este muro, que era lo único que quedaba de una antigua defensa militar. Sorprendido por este hecho arregló el lugar y construyó un altar, pero tuvo que detener su obra por un extraño mal que lo aquejó. Curado milagrosamente del mismo, con mayor fervor fue donde la imagen milagrosa, para honrarla con arpa, cajón y músicos. El 20 de octubre de 1687 se hizo una reproducción de la imagen para ser sacada en procesión, ante los continuos        temblores. En 1746 salió por segunda vez. Poco después el grupo de personas fue creciendo hasta convertirla en una de las manifestaciones de religiosidad popular más grandes de         Latinoamérica. En Concepción, esta procesión lleva 7 años, desde que en septiembre de 2006 la imagen llegó desde Lima por manos generosas de ciudadanos peruanos, permaneciendo en la parroquia La Merced.

La actividad culminó con una feria gastronómica, en la cual se compartió comida típica peruana y chilena.

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Unidad de Comunicaciones, Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana