Hna. Cecilia Osses: “Los catequista sabemos que no somos instructores sino personas que acompañan la fe y la vida de sus hermanos”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 30 junio, 2020

El jueves 25 de junio, a las 11:30 horas, en el Aula “Juan Pablo II” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se presentó el Directorio de Catequesis que elaboró el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Respecto a esto, la Hna. Cecilia Osses, Misionera Catequista de Boroa, y Coordinadora del Dpto. de Evangelización y Catequesis de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, explicó que “este es un texto que nos aportará la experiencia de una Iglesia en renovación. La invitación a vivir cada vez más la dimensión sinodal, recoge parte de las reflexiones y riquezas de los últimos Sínodos que se han vivido en la Iglesia. El 2005 la Eucaristía, fuente y cumbre de la vida y misión de la Iglesia; el 2008 la Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia; el 2015 la vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo; el 2018 los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Cada uno de estos temas apunta a la evangelización y la catequesis”.

El Directorio llegó en el momento en que la catequesis se vio detenida por este periodo de pandemia, la Hna. Cecilia asegura que la distancia y suspensión del año, para cuidar la salud de todos, ha guiado un proceso de reflexión: “En este tiempo del Coronavirus debemos repensar nuestra catequesis y buscar nuevos caminos para seguir realizándola después de la pandemia, ya que con todo lo vivido tendremos una nueva realidad social, donde los niños, jóvenes y adultos no serán los mismos de antes, ya que están siendo hoy afectados por los conflictos familiares, la enfermedad, el hacinamiento, la pobreza, etc. La gran pregunta es ¿qué catequesis después de la pandemia?”

Mensaje de ánimo para los catequistas

“Los catequista, sabemos que no somos instructores sino personas que acompañan la fe y la vida de sus hermanos, por ello, quiero agradecer a cada uno de los catequistas que día a día, en medio de esta pandemia, están pendientes de sus catequizandos. A cada uno de ustedes les invito a seguir confiando en el Señor y fortalecer siempre nuestra vocación, como nos dice San Pablo: “Estén siempre alegres, oren sin cesar y den gracias a Dios en toda ocasión; ésta es, por voluntad de Dios, su vocación de cristianos. No apaguen el Espíritu” (1Tesalonicenses, 5,16-19).

Pido a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, que se quede cada día con ustedes y sus familias, les proteja y bendiga”.

Más Iglesia Arquidiocesana