Iglesia agradeció el servicio y entrega de religiosas y religiosos

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 16 agosto, 2019

En el contexto de celebración de la solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen, monseñor Fernando Chomali, agradeció profundamente el servicio y entrega de las religiosas y religiosos en la Iglesia.

Durante la celebración de la eucaristía que presidió Monseñor Chomali, en el convento san José, en Concepción, con asistencia de numerosas religiosas de distintas congregaciones que sirven en la arquidiócesis, expresó el agradecimiento “por el gran servicio, en el más amplio ámbito eclesial, en colegios, parroquias, hogares de ancianos, universidad, niños, y en múltiples otros ámbitos. Si ustedes no estuviesen esta sería una arquidiócesis completamente distinta. Forman parte y embellecen el jardín de la Iglesia de Concepción; hay flores, pastos muy verdes gracias a la labor que realizan. Que Dios regale buenas y santas vocaciones para seguir evangelizando”.

Monseñor hizo especial mención y agradeció el servicio de religiosas y religiosos de otras naciones que colaboran en la Iglesia de Concepción. Reconoció, especialmente, el esfuerzo y compromiso por servir al Señor y a su Iglesia.

Al inicio de la celebración, se dirigi9ó a los asistentes, el Hermano Salvador  González, presidente de la Conferencia de Religiosas y Religiosos (CONFERRE), filial Concepción, recordando que esta instancia  nació respondiendo a los desafíos de crear conciencia  y a unir la vida religiosa de su renovación. Precisó que CONFERRE “ha contribuido poderosamente a reunir la vida religiosa  del país para enfrentar unidos los profundos cambios culturales y sociales y las dificultades para la renovación”.

Dijo, además, que el Concilio Vaticano II  dio cuatro normas básicas para la renovación de la vida consagrada. “Volver a la fuente primera de la palabra de Dios, volver al carisma de los fundadores y fundadoras, reforzar la inserción en el servicio a la Iglesia  y discernir los signos de los tiempos  para responder a las exigencias actuales.  Esto supone dos actitudes: reencontrar las fuentes fundacionales, abrirse al mundo actual comprendiendo su lenguaje, sus necesidades y esperanzas”, manifestó.

Subrayó que “CONFERRE hizo posible una colaboración estrecha entre las distintas congregaciones y presta un servicio extraordinario  en la formación inicial y permanente. Hoy estamos nuevamente siendo desafiados a un cambio de actitud, de mentalidad y de inclusión, en una sociedad marcada por diferencias de pensamiento y modo de vivir la fe. Pareciera que nos encontramos en una vida religiosa que cuida más las estructuras y no el carisma primigenio de nuestras fundadoras y fundadores. Hoy tenemos otros campos de acción como la inequidad de género, la homosexualidad, la migración y no olvidar que sigue vigente el problema social de injusticia y marginación que se manifiesta en muchos otros campos”.

Finalmente, el Hno. Salvador señaló que “hoy, como líneas inspiradoras para nuestro discernimiento como CONFERRE, mencionar que se necesita una disponibilidad del corazón  para que Jesús pueda transformar nuestras vidas en disponibilidad y servicio.  Por todo, agradecemos lo recibido, ahondando en nuestras raíces, tanto evangélicas como las propias de cada carisma y abriéndonos, a la vez, al mundo que está naciendo “.

En el momento de las ofrendas, un grupo de religiosas de distintas congregaciones, llevaron banderas extranjeras.

La celebración del Día de la Vida Consagrada concluyó con un almuerzo fraterno, en dependencias del Convento san José.

Más Iglesia Arquidiocesana