Iglesia celebró el día de Nuestra Señora de Lourdes

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 febrero, 2015

Feligreses llegaron hasta la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en Pedro Valdivia para conmemorar este día en el que la Virgen María se le apareció a la pequeña Bernardette en 1958.

La Eucaristía presidida por el Párroco, Pbro. Luis Rifo Feliú y concelebrada por el padre José García se celebró a las 19.00 horas. Durante la celebración los sacerdotes dieron la unción de los enfermos a todos los presentes mayores de 60 años, y más de alguno que también quiso recibir la bendición.

El padre Luis Rifo dijo que este es “un acontecimiento eclesial muy importante, es el momento de mayor convergencia desde el punto de vista de la fe en Jesucristo con la redención de María,  y al mismo tiempo es la ocasión en la que nosotros agradecemos a Dios el patrocinio de la virgen en su advocación de nuestra Señora de Lourdes puesto que es el patrocinio de nuestra parroquia”, comentó.

El sacerdote agregó que “la Virgen siempre nos lleva a Jesucristo que es el acontecimiento más grande que al mismo tiempo nos trae a Jesús y ese acontecimiento es lo más grande que la iglesia puede ofrecer, sobre todo teniendo en cuenta que la iglesia tiene una configuración mariana una vocación mariana y que está llamada precisamente a manifestar esas grandes cosas que Dios ha realizado y continúa realizando día a día”.

Durante la homilía el padre José María García explicó la historia de la aparición de la Virgen en reiteradas ocasiones a  Bernardette, una niña analfabeta, pobre y que no tenía ni si quiera la primera comunión, pero que fue elegida por la Virgen para aparecerse a ella durante 5 meses.

Bernardette siempre decía “yo cuento lo que he visto”, sin embargo, nadie le creía. “Los que la juzgaban eran en su mayoría católicos y la consideraban una disminuida mental, porque creían que era imposible que la madre de Dios hubiera elegido a alguien tan insignificante, ignorante y miserable como esa niña”, comentó el padre García.

El sacerdote dijo que en esta aparición se cumple el evangelio, y el magníficat que la Iglesia reza todos los días, que dice que Dios bendice a los humildes. “Vemos la primera lección de las apariciones de Lourdes, la de la verdad. No sólo es la fe religiosa, sino también la historia de la humanidad la que nos enseña que el que se enaltece será humillado y que el que se humilla será enaltecido”, y agregó que “la segunda lección es la del amor. El efecto de la caridad es el amor, el evangelio es un encuentro de Jesús con nosotros, con buenos y pecadores”.

 

Más Iglesia Arquidiocesana