Iglesia confía que mineros del carbón de Curanilahue y el Gobierno dialoguen

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 23 diciembre, 2016

El Arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, permanece atento y preocupado de la situación que enfrentan mineros de Curanilahue, que desde hace dos semanas mantienen ocupado el yacimiento donde laboraban y algunos de ellos están en huelga de hambre.

Monseñor Chomali se comprometió recientemente, en una reunión en Concepción, a gestionar entrevistas de los dirigentes del sindicato de la Mina Santa Ana y autoridades de Gobierno a nivel central. “Conversé con el ministro del Interior y con el subsecretario  del Interior y les expliqué la situación. El Subsecretario Mahmud Aleuy dijo estar disponible para venir a una reunión, pero siempre y cuando los trabajadores salgan de la mina. Esta información se la entregué inmediatamente a Luis Chandía, presidente del sindicato”, afirmó la autoridad eclesiástica.

Monseñor expresó que la Iglesia ha colaborado en todo lo posible para que este conflicto concluya. En tal sentido, recordó que la parroquia San José de Curanilahue, con el párroco a la cabeza, presbítero Pablo Leiva, ha mantenido estrecha cercanía con los mineros y sus familias. Además, autorizó el aula magna del Arzobispado, en Concepción, para que los mineros realizaran una reunión junto al senador Alejandro Navarro y otras organizaciones sociales que solidarizan con los trabajadores.

Frente al anuncio que los mineros  bajarían al yacimiento con sus hijos, si el Gobierno no responde rápidamente a sus demandas, Monseñor Chomali reiteró su preocupación. “Les dije (a los mineros) que la vida hay que cuidarla y les pedí que no lo hagan.  Es la postura que tengo y, evidentemente,  todos tienen que hacer un esfuerzo para que este conflicto termine lo antes posible y  ojalá la mina vuelva a funcionar con los trabajadores”.

Finalmente, el Arzobispo confió en que sería “un gran regalo  que todos colaboremos y este conflicto termine”.

Más Iglesia Arquidiocesana