Iglesia de Concepción convocó a mesa de diálogo sobre la Educación

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 agosto, 2011

Representantes y actores de diversos ámbitos de la región del Bío Bío, convocados por la Iglesia Católica, se comprometieron a promover el diálogo como camino para buscar una pronta salida al prolongado conflicto de la educación.

Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, convocó este viernes a más de 30 representantes de sectores vinculados a la Educación. El llamado tuvo una excelente respuesta, ya que asistieron rectores de universidades, directivos de colegios públicos y privados, dirigentes estudiantiles, empresarios, autoridades de educación, parlamentarios y medios de comunicación social. Todos manifestaron su disposición al diálogo como camino efectivo para buscar una salida al grave conflicto. 

Luego de escuchar distintas exposiciones y puntos de vista en el tema, Monseñor Chomali valoró el aporte al debate e instó a seguir profundizando este trabajo. “Este encuentro de diálogo, significa que podemos dialogar y conversar. Yo he planteado  que la búsqueda de la verdad es una responsabilidad de todos  y también en el ámbito de la educación. Todos nos damos cuenta que hay inequidad, que hay problemas estructurales serios en la educación, pero  la pregunta es ¿Qué hago yo para salir de esto? ¿Cuál es el aporte que hago? Y nos dimos cuenta que a través del diálogo fecundo y respetuoso se pueden hacer cosas muy  interesantes. Yo espero seguir con esta convocatoria, porque han venido personas de muchas partes y estoy muy contento que puede ser el inicio de la solución de un  conflicto muy complicado”, subrayó al término de la jornada, que se realizó en la sala de sesiones del Consejo Superior de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. 

Monseñor reconoció la necesidad de diálogo. “El malestar  de los jóvenes es un malestar mucho más profundo de lo que se ve, porque los jóvenes no se sienten comprendidos,  son jóvenes que sienten que la sociedad no les da respuesta a sus ideales, y por lo  tanto, el tema es mucho más profundo. Yo estoy convencido  que no es la ciencia la que va a redimir el mundo, sino el amor. Y en la medida en que todos seamos personas de amor, de  solidaridad y entrega generosa , pienso que  esto va a cambiar mucho  y el amor significa uno escuchar al otro y estar dispuesto a cambiar  y también estar uno dispuesto  a escuchar lo que quieren decir  y no lo que yo quiero que me digan. Creo que es  eso lo que ha faltado, porque faltan mesas de diálogo como ésta  que ha sido muy productiva como puede verse”, concluyó. 

Por su parte, el Pbro. Hernán Enríquez, coordinador general de la mesa, se mostró muy  satisfecho por la convocatoria, pero fundamentalmente por la actitud y disposición a dialogar y a aportar al debate en esta materia. “Como equipo organizador, Arzobispado de Concepción y el Biobarómetro de la UCSC,  se valora mucho la respuesta de todos los participantes. Es un aporte al debate, en el que se han comprometido a seguir  trabajando para buscar caminos de salida a las crisis que viva la sociedad. Ya viene el tema de la reconstrucción, el 26 de agosto.  El objetivo final es construir un país más justo, fraterno y solidario”, enfatizó.

   

Más Iglesia Arquidiocesana