Iglesia prepara fuerte despliegue misionero

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 16 diciembre, 2015

Numerosos grupos realizarán un vasto servicio misionero, durante este período estival, en la Arquidiócesis de Concepción.

El Pbro. Claudio Alarcón, coordinador de la Pastoral de Misiones, informó que habrá misiones en Florida, Yumbel, distintos puntos de la provincia de Arauco,  grupos que están haciendo un trabajo por tres años en cada sector a misionar.

Explicó que la línea transversal de la Pastoral de Misiones es precisamente dar apoyo en cuanto a la evangelización de los distintos lugares en concordancia con el plan pastoral de cada parroquia misionada, por ende todos los grupos están al servicio y estrategia de cada párroco, de ahí la importancia de la pre-misión o la avanzada que haga cada grupo en los lugares.

Agregó que la Misión es importante porque es “la acción que renueva nuestra identidad cristiana, nos devuelve nuestro entusiasmo, nos ayuda a superar las dificultades en nuestra comunidad y nos hace participar en la salvación de Jesucristo”.

Indicó que “lo primero es decir que lo que debería motivar y animar la misión este año es que la Misericordia es el corazón de la Misión.   La Iglesia tiene la misión de anunciar la Misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona”.

Respecto a que la Misión debe ser permanente, el Padre Claudio subrayó que “no se trata de algo nuevo, puesto que la misión es parte constitutiva de la identidad de la Iglesia, llamada por el Señor a evangelizar a todos los pueblos: Su razón de ser es actuar como fermento y como alma de la sociedad, que debe renovarse en Cristo y transformarse en familia de Dios (Gaudium et Spes, 40)”.

Recordó, además, que el Papa Emérito Benedicto XVI exhortó a todos los católicos,  en la Fiesta de Sta. Teresita del Niño Jesús, patrona de la Misiones en el 2007 a "reconocer incansablemente la importancia de la misión, para que en todos los lugares se conozca y se ame a Cristo". Esta idea esta reforzada por una cita de 1Cor 9, 16 ¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!

Hace poco se realizó un congreso misionero nacional y el Padre Claudio comentó que “a partir del lema Somos una Iglesia que escucha, anuncia y sirve, se quiere discernir los llamados que el Espíritu Santo nos hace a la Iglesia para profundizar su dimensión misionera como un servicio a la pastoral en Chile y el mundo en la perspectiva del reino de Dios. Nosotros, la Iglesia en Chile, está llamada a vivir en profundidad su vocación misionera, está invitada a buscar caminos para enfrentar los desafíos que presenta nuestra realidad nacional, sin olvidar su visión más universal, que la lleva a pensar en la proyección misionera más allá de sus propias fronteras. “El contexto es siempre una interrogante a la acción misionera de la Iglesia y, en este sentido, existen diversos aspectos que es necesario reflexionar para buscar nuevos caminos para que seamos una iglesia en salida", precisó.

Por último informó que dentro del plan de formación de los misioneros se hará énfasis a lo que como Iglesia Universal se está viviendo, año jubilar de la Misericordia. “Se trata de conocer y profundizar la Bula Misericordiae Vultus.  Será necesario promover algunos hitos de este Año jubilar como son la vivencia del Sacramento de la Reconciliación y  las obras de Misericordias espirituales y corporales elaborando algún material practico. Sin duda todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo, según Misericordiae Vultus Nº 10”.

Más Iglesia Arquidiocesana