Instituidos nuevos ministros de la Comunión instituidos

Más Noticias

Publicado el: 18 diciembre, 2017

Con una Misa que presidió monseñor Fernando Chomali, se realizó la terminación del proceso de formación año 2017, impartida por el Departamento de Ministerios y Nuevas Comunidades (COMIN). A la celebración asistieron más de 250 ministros y varios sacerdotes.

En la oportunidad, fueron instituidos 86 nuevos ministros extraordinarios de la comunión y los ministros que cumplen su segundo año de formación. Falta por instituir ministros de la comunión del Decanato Costa Norte, Vicaría Arauco y la parroquia de Arauco, en Santa Juana y empezar la formación en Florida y Hualqui, lo cual implica que la diócesis cuenta con más de mil ministros, faltando incluso algunas parroquias que aún no disponen de este servicio y que COMIN espera promover el año 2018.

Monseñor Chomali junto con alegrarse por la masiva presencia, felicitó a los nuevos ministros de la comunión y les agradeció por su valioso servicio. En tanto, los animó a tener una formación permanente. “Tuvimos un Sínodo que terminó con algunas indicaciones y un tema que apareció con mucha fuerza fue la formación. Nosotros  tenemos muchas instancias de formación, ya sea a través de CECAF o del Instituto de Teología de la UCSC. Por eso, los invito a que estén atentos, porque vale la pena formarse. Un católico bien formado fortalece la fe. La fe no nos coarta la razón, al contrario, la eleva, porque contribuye a entender mejor los misterios”.

Para el coordinador de COMIN, diácono Pedro Sánchez, esta es una de las grandes fortalezas de la Iglesia, “tal como lo señaló el Obispo durante su homilía y que era prolongar la eucaristía al enfermo”.

La principal misión del ministro de la comunión es visitar al enfermo en su hogar, en el hospital y, además, en la celebración de su comunidad y parroquia. Destacó la presencia de adultos hombres y mujeres prestando este servicio, pero este año se observa un número importante de jóvenes en el proceso de formación, lo que a juicio de Sánchez, anima y alienta el espíritu de COMIN. “Nos da mucha alegría y eso significa que la semilla va dando frutos”, comentó.

Anunció que durante 2018, la formación incluirá también a los encargados de comunidades, invitando a los párrocos para que tomen contacto con COMIN.  El proceso formativo dura dos años, el primer año se instituye como ministro de la comunión y continúa la formación por un año más.

Al término de la eucaristía de clausura del programa de formación 2017, se dio a conocer el decreto que instituye oficialmente el Día del Ministro de la Comunión, para la celebración de Corpus Christi. Francisco dijo que ya están pensando en el hito 2018, que será el 3 de junio, a las 15:00 horas con una Misa en la catedral.

Entre los asistentes estuvo Tamara Lara y su esposo Richard Espinoza. Ella fue instituida como ministra de la comunión, perteneciente a la comunidad Sagrado Corazón de Jesús y María, de Mediocamino, Talcahuano.  “Es una misión de mucha responsabilidad y un desafío de encomendarse a Dios cada día más y creo que uno puede hacer un apoyo espiritual al hogar al cual se va a servir, no sólo al enfermo, sino también a la familia o a quienes lo cuidan. Me acuerdo que cuando mi suegro estuvo enfermo y llegaba la comunión, él y su familia se ponían muy contentos; era lo máximo que él sentía y, a partir de esa experiencia, lo fui pensando en hacerme ministro de la comunión, porque en el sector donde vivo hay muchas personas adultas mayores y creo que es tiempo de devolverle nuestro apoyo”, señaló Tamara.

Para Carlos Torres Beltrán, ser instituido ministro de la comunión “es un regalo del Señor y mi  primera motivación fue apoyar la Pastoral del Colegio san Agustín, donde trabajé y también en la parroquia, ahora nuevamente me  he actualizado para seguir sirviendo, ahora, en especial,  a los enfermos del Hospital Regional. Con esto, siento muy fortalecida mi fe y además, me estoy preparando para el diaconado permanente, lo cual es un completo fuerte”.

Más Noticias