Instituto de Humanidades de Chiguayante cumplió seis años al servicio de la educación

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 8 septiembre, 2014

Su sexto aniversario educando, evangelizando y sirviendo a los niños, niñas y familias de la comuna de Chiguayante cumplió recientemente el Instituto de Humanidades Monseñor José Manuel Santos, perteneciente a la Fundación Educacional La Asunción del Arzobispado de la Santísima Concepción.

Toda la comunidad educativa se reunió en la capilla Jesús Obrero, contigua al colegio, donde se realizó una liturgia presidida por el padre José Durán. El centro de la celebración giró en torno a dos pilares: el agradecimiento por el sexto cumpleaños, bajo el lema “Un corazón, una misión”, y la presentación del cuento “Buscando el tesoro perdido”, que fue leído a los alumnos en el transcurso de la liturgia.

En el momento del ofertorio, los alumnos presentaron libros, que les ayudan en su aprendizaje; listas de clases, con los nombres de los niños y niñas de los distintos cursos; y los libros de notas, que llevan parte de la vida académica, logros y desafíos de los alumnos y alumnas que crecen junto con el colegio.

El rector del Instituto, don Hernán Rivas Ferreira, indicó que “nosotros hemos crecido con el tiempo, tanto en el tema académico, en la cantidad de alumnos y en lo pastoral. Hoy asistió toda la comunidad académica, lo que nos alegra mucho. Pronto nuestros alumnos más grandes de quinto año hacen su primera comunión, por lo que más adelante celebraremos Eucaristías. Estoy muy contento porque ha habido un crecimiento tanto en lo pastoral como en lo académico”.

Al finalizar, y coincidiendo con la última parte del cuento, el sacerdote abrió un baúl desde donde tomó unos grandes corazones de cartulina, que al abrirlos contenían fotografías de cada uno de los alumnos y alumnas: finalmente se había descubierto el tesoro. 

Las celebraciones continuaron al día siguiente de la liturgia, ocasión en la cual los alumnos y personal docente y administrativo asistieron disfrazados y participaron de diversas competencias como el disfraz más original, el mejor peinado, baile grupal y otros. Se premió al rey y la reina, y el primer fue para el 4º B, segundo lugar para el 1º A y tercer lugar, 4º A.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

 

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana