Intensa agenda de Monseñor Fernando Chomali en Curanilahue

Más Noticias

Publicado el: 8 mayo, 2017

El domingo 7 de mayo del presente año quedará en la retina de los fieles de la Parroquia san José de Curanilahue, porque vivieron un día colmado de actividades que se inició con la llegada de Monseñor Fernando Chomali.
A eso de las 08.45 de la mañana, Monseñor fue recibido por el párroco, padre Pablo Leiva Rojas y el Consejo de Pastoral Parroquial para recorrer las nuevas dependencias pastorales, construidas durante los primeros meses de este año, con el fin de bendecirlas.

La comunidad agradeció el apoyo del Pastor arquidiocesano por su gestión ante Adveniat, para conseguir el 50% del presupuesto de la obra; al mismo tiempo, se valoró el esfuerzo de la comunidad parroquial, que financió el otro 50% del total de la obra.

Posterior a la bendición de las nuevas dependencias pastorales, se invitó al arzobispo a un desayuno con el Consejo Parroquial en pleno, que fue un espacio muy propicio y fraternal, para dialogar y compartir la vida de la parroquia y de la comuna.

Monseñor Chomali realizó, además, una visita al hogar de niñas Manos Abiertas, para interiorizarse del funcionamiento y quehacer de esta institución dependiente del Arzobispado de Concepción.

En lo central de la visita de Monseñor fue la celebración de dos Eucaristías para impartir el sacramento de la Confirmación a 24 hermanos en la fe. La primera, en el templo parroquial y la segunda, en la comunidad Sagrada Familia de Trongol Bajo, ubicada a 18 km. de Curanilahue. Estas celebraciones estuvieron marcadas por una profunda alegría y recogimiento. Al final de la Misa, en el templo parroquial, el arzobispo entregó su testimonio vocacional en el contexto de la Semana de Oración por las Vocaciones, seguido con mucho interés y expectación por los presentes.

Otro momento emocionante fue la inauguración y bendición del Centro Renace-Curanilahue, creado por la parroquia, con el fin de rehabilitar a personas afectadas por el flagelo del alcohol y las drogas. A esta actividad asistieron las autoridades comunales, encabezadas por el alcalde Luis Gengnagel; concejales, representantes de Carabineros y del Duoc UC sede Arauco, además del directorio de la ONG Renace-Curanilahue, su equipo técnico y los miembros de la parroquia. Fue hermoso escuchar un testimonio de un hombre mayor, quién relató su proceso de rehabilitación. El expresó que “si se quiere se puede”, pero siempre que se le tienda una mano que le ayude y acompañe. Por otro lado, una mujer contó cómo se acercó al párroco para pedirle ayuda y poder salir de las drogas junto a su pareja, siendo ellos una de las motivaciones para que la parroquia emprendiera esta importante obra.

“Fue un día muy hermoso, vivido en el Espíritu de Jesús y todo para gloria de su nombre”, comentó el padre Pablo.

Más Noticias