Jóvenes católicos de Concepción reciben formación para el servicio público

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 julio, 2012

Un grupo de jóvenes católicos de Concepción avanzan en un programa de formación en materias relativas al ejercicio público en lo político y en lo social.

El coordinador del programa, Pbro. Hernán Enríquez, informó la experiencia consiste en convocar a aquellos jóvenes católicos de comunidades, colegios y movimientos que sienten una especial atracción por el servicio público a formarse para actuar con solidez y fundamento. “Se les reúne una vez al mes en una jornada que se inicia en la mañana y concluye por la tarde. En ella se les instruye sobre diversas materias relativas al ejercicio público en lo político y en lo social: Filosofía política, antropología filosófica, economía, doctrina social de la Iglesia, manejo de medios de comunicación social, talleres de expresión oral y escrita, liderazgo, etc.”, afirmó.

En su formación, se busca una formación amplia y profunda, “porque el servidor público debe ser una persona muy bien formada en lo humano y en lo doctrinal. Él tiene una gran responsabilidad frente a la sociedad. Sus acciones y palabras deben tener contenido y estar en coherencia con un modo de vida. Para el cristiano el servicio público es una vocación que le entrega y, por ello, debe ser asumida con gran responsabilidad y generosidad. Ser líder no es una tarea fácil porque implica desplegar todas las potencialidades que se poseen y ello, sabemos, no siempre es reconocido. Una buena formación ayuda a tener tolerancia ante la frustración y vivir en una actitud positiva ante las dificultades”.

El proyecto de formación que se desarrolla en la Arquidiócesis es novedoso, porque no ha hay otra instancia y básicamente se imparten materias de carácter doctrinal, tanto en el ámbito teológico como filosófico, humanista y social. Para ello, se cuenta con un elenco de profesores de primer nivel que pertenecen a las universidades locales UCSC, U de Concepción, Del Desarrollo y Santo Tomás.

El programa contempló una primera etapa, que se realizó en enero del presente año y que consistió en tres días de trabajo intenso, desde las 9:00 de la mañana hasta las 19:00 horas. “Tuvimos un resultado notable, porque participaron 35 jóvenes provenientes de diversas parroquias, colegios y universidades. Ahora estamos en la segunda etapa que iniciamos en marzo y que consiste en reunirnos una vez al mes por un día y continuar profundizando en algunos contenidos”, expuso el Pbro. Enríquez, añadiendo que a esto se une un trabajo práctico que consiste en preparar un encuentro ciudadano de jóvenes para el mes de septiembre. “La idea es que los jóvenes aprendan a organizar este tipo de eventos y ellos mismos preparen algunas de las ponencias que serán presentadas en dicho encuentro. También estamos preparando la tercera etapa para estas vacaciones de invierno. Durante dos días nos reuniremos en Casa Betania a fin de ahondar en cuestiones teóricas y prácticas. Este proceso concluirá en enero de 2013 con una semana de formación”, precisó.

El presbítero comentó que en los colegios, en general, el tema de la formación cívica se ha ido desplazando, lo que no es bueno. “Por ello es positivo que la Iglesia apoye a los jóvenes en este aspecto. Cierto es que de ellos surgirán los líderes que conducirán el futuro, pero también “son presente” y es en “este presente” donde han dado muestra de la capacidad propositiva que tiene. Las movilizaciones estudiantiles nos han mostrado que ya hoy tiene mucho que aportar. No nos olvidemos que ellos comenzaron a insistir, por ejemplo, en la necesidad de una reforma tributaria, en revisar el 10% del cobre que se dirige al financiamiento de las FFAA, del fin al lucro en la educación, etc. todos temas que hoy están siendo materia de legislación. Es en este sentido, entonces, donde debe haber una preocupación en desarrollar instancias formativas que los haga pasar “de las calles” a aportar lo mejor en instancias superiores. En Concepción estamos trabajando en esta línea y es necesario seguir avanzando y profundizando”, concluyó.

Más Iglesia Arquidiocesana