Jóvenes católicos fueron enviados como peregrinos a Jornada Mundial en Madrid

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 agosto, 2011

En un ambiente de gran alegría numerosos jóvenes católicos fueron enviados como peregrinos a la Jornada Mundial de encuentro con el Papa Benedicto XVI, en Madrid, España.

“Los jóvenes son un don y un regalo inmenso para la sociedad y para la Iglesia, porque transmiten alegría, esperanza, transmiten fe y transmiten ganas de cambiar el mundo. Y ciertamente, con Cristo lo van a hacer” les dijo Monseñor Fernando Chomali, en el momento del envío, durante la celebración de una eucaristía en el templo catedral de Concepción.

Monseñor agregó que “para la Iglesia es una alegría inmensa que haya tantos jóvenes  que tienen fe, esperanza  y que quieren construir un mundo  mejor, a partir de la fe como fundamento de sus vidas. Fue una misa con mucha alegría donde hubo mucho júbilo y a mí lo que más me emociona  es que se han preparado. Este no es un viaje de turismo, ellos están preparados espiritualmente y han hecho muchos esfuerzos para financiar el viaje y seguramente van a volver muy fortalecidos, porque este encuentro tiene la característica que los jóvenes se encuentran  con  jóvenes de todas partes del mundo, con todas las razas e historias distintas y eso es duda un crecimiento para ellos y para  todos nosotros”.

La masiva presencia de jóvenes en esta misión,  significa para Monseñor Chomali que la acción evangelizadora de la Iglesia  ha penetrado en los jóvenes y “yo creo que ellos  han  visto una Iglesia muy generosa, muy entregada, donde está el dolor, el sufrimiento  y creo que eso los jóvenes lo valoran y porque ellos quisieran hacerlo en sus propias vidas. He conversado con ellos y manifiestan una vocación de servicio muy grande y eso nos da mucha esperanza”.

El Pbro. Nino San Martín, asesor diocesano de la Pastoral Juvenil, presentó a los jóvenes misioneros, diciendo. “Quiero presentarle los peregrinos de Concepción que van a Madrid, son jóvenes firmes en la fe.  Estos jóvenes se han preparado durante un semestre.  Aquí hay jóvenes de Concepción, algunos de la diócesis de Los Ángeles, de la parroquia La Ascensión, Colegio Salesiano, del Liceo La Asunción, parroquia Santa Cecilia, Santa Juana, Penco, Coronel, Arauco, Coelemu  y Yumbel”.

El sacerdote  dio a conocer además que la Pastoral Juvenil considera que las jornadas mundiales de la Juventud son una gran oportunidad para fortalecer la fe, “hacer de los jóvenes,  instrumentos efectivos de la misión,  de la evangelización y sabemos  que los jóvenes valoran mucho estas instancias, porque fueron fundadas por el Papa Juan Pablo II y han marcado la vida de muchos jóvenes. Desde que recibimos la convocatoria del Papa Benedicto XVI, en Sídney, hace tres años, para congregarnos en Madrid, comenzamos a incentivar a los jóvenes a participar y ellos han hecho múltiples esfuerzos  en sus parroquias, colegios y universidades. Los jóvenes tienen muy claro los objetivos de esta misión  y muy claras las intenciones ¿qué queremos pedirle al Señor? Cada joven ha hecho una reflexión personal, teniendo claridad qué va a ofrecerle al Señor.  Hay intenciones comunes.  Estamos en un tiempo difícil para la fe, para la integración de la Iglesia, un tiempo de muchos conflictos en nuestro país y los jóvenes han querido ofrecer esta peregrinación por nuestro país, pero sobre todo para que los jóvenes católicos tengan más incidencia en la vida de nuestro pueblo”

Los jóvenes que estuvieron acompañados por sus padres y familiares manifestaron con diversos signos su fe  y compromiso. Uno de ellos, Mario Pérez, de Chillán, dijo que estaba muy emocionado y deseoso de llegar pronto a Madrid, para estar con el Santo Padre, lo que será para él una gran experiencia personal. En tanto Natalia, de la parroquia de Yumbel, manifestó que los jóvenes estaban preparados para vivir esta jornada mundial en un ambiente de alegría, pero profunda espiritualidad.

Más Iglesia Arquidiocesana